Compartir
Publicidad

La ciberterapia, una nueva forma de ejercer la psicología

La ciberterapia, una nueva forma de ejercer la psicología
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que muchos sectores deben actualizar o adaptar su plan de negocio debido a la crisis es un hecho, pero que en algunos casos la innovación es fundamental para adaptarse a los tiempos también es cierto. Estar presente en Internet no es una cuestión exclusiva de algunas empresas que normalmente tratamos. Es el caso de los profesionales de la psicología. No hay mejor vehículo de comunicación entre el especialista y el paciente que un ordenador.

Existen muchas razones por las que optar por este medio.Además de reducirse los gastos, contar con una flexibilidad horaria y ganar en un mayor número de pacientes, también es positivo para quien busca ayuda y tiene problemas de desplazamiento. Obviamente no todos los conflictos se pueden resolver vía Internet, en ocasiones el verse cara a cara es la mejor manera de solucionar un problema. Pero que la ciberterapia se ha convertido en una nueva forma de ejercer la psicología es un hecho.

Hace unos años un amigo quiso poner en marcha una página donde ofrecer servicios de psicología gratuita. Al final el proyecto no salió como él pensaba pero fue un visionario, por eso encontrar un artículo donde destacan lo novedoso de este tipo de relación con el paciente ha llamado mi atención doblemente. Cuando se tiene una buena idea no siempre tiene éxito, o no se dispone de tiempo para llevar a cabo.

Allá por 2004 se hablaba de Internet como un soporte para ayudar a personas con trastornos relacionados con la anorexia y otras enfermedades que podía curarse gracias a simuladores. Se ha avanzado mucho y aunque no todo sea positivo sí nos encontramos con una opción más que tienen tanto el profesional como el paciente, insisto, sin que esta herramienta sea útil para todos los casos.

En la actualidad, la ciberterapia atraviesa su mejor momento ¿la razón? la llegada masiva de Internet a los hogares. La sensación de lejanía con el profesional y la posibilidad de anonimato que ofrece la computadora hacen aflorar pacientes que de otro modo nunca llamarían a la puerta del psicólogo.

Y este punto es fundamental porque en nuestro país todavía sigue habiendo cierto reparo a acudir a estos profesionales y más que nunca, con la crisis por medio, es necesario contar con algún apoyo externo sobre todo si los precios son asequibles. Nuestra salud mental repercutirá a la hora de afrontar nuestro trabajo o si nos encontramos en la fase de búsqueda de empleo.

En Pymes y Autónomos|Piensa rápido y piensa despacio Imagen|psicologiaclinica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio