Publicidad

Enfrentarse a las primeras contrataciones

Enfrentarse a  las primeras contrataciones
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando iniciamos una actividad lo hacemos pensando en nuestras propias capacidades y habilidades y, por supuesto, de quienes comienzan con nosotros nuestra aventura.

Si las cosas nos van bien, tarde o temprano nos tendremos que enfrentar a nuestras primeras contrataciones y realmente supone un gran reto saber elegir a las personas adecuadas quienes nos acompañarán en nuestra aventura.

Para no comenter errores en la selección de nuestros colaboradores es conveniente tener presente los siguientes factores.

Criterios para elegir al personal

  • Dedicación

No es una buena actitud trivializar el proceso de selección, por eso es conveniente dedicar el tiempo y los recursos necesarios para poder llevar a cabo nuestra misión. Por eso, es importante que las entrevistas sean en detalle y no queden dudas sin resolver con respecto a la aptitud del candidato, en este sentido, y aunque es difícil, lo más conveniente es intentar huir de los compromisos.

  • Exigencia

En relación con lo anterior hay que tener presente que uno no se debe conformar con cualquiera por eso hay que ser exigente y buscar a los mejores para que su influencia positiva se refleje en los resultados de nuestro negocio.

  • Claridad

Un error muy común es no dejar bien definidas las responsabilidades de cada uno de los integrantes porque, en caso contrario, la organización acabe será una nebulosa de responsabilidades. Para evitarlo hay que delinear claramente qué se tiene que hacer y qué se quiere lograr.

  • Liderazgo

Es importante cultivar un buen ambiente de trabajo, pero eso no significa que se confundan los papeles. Por eso, es imprescindible ofrecer nuestra ayuda y predisposición a los demás pero estableciendo claramente que la persona que establece las directrices eres tú.

  • Tolerancia

El estrés en muchas ocasiones nos juegan malas pasadas y nos hace mostrarnos intolerantes, por eso es muy importante mantenerse templado y aceptar los pequeños errores. Lo más importante es no olvidar que afrontamos un proceso de parendizaje compartido.

A pesar de estas recomendaciones, nadie está exento de equivocarse y solo el aprendizaje continuo nos permitirá ir depurando los errores que vayamos comentiendo.

Imagen | Sylvan En Pymes y Autónomos | Actitud de liderazgo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir