Publicidad

Ecodicta ayuda a las firmas de moda a dar salida al excedente de stock tras el confinamiento

Ecodicta ayuda a las firmas de moda a dar salida al excedente de stock tras el confinamiento
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La crisis de la Covid-19 ha afectado gravemente al sector de la moda. Según el informe de Acotex, Asociación Empresarial del Comercio Textil, el acumulado de las pérdidas en lo que va de año se fija en un 39,2% con respecto a 2019. Además, la caída de las ventas ha provocado que el sector de la moda cuente con un excedente de producto al que no encuentra forma de dar salida.

Ante esta situación, Ecodicta, startup que ofrece un servicio de armario circular a través del alquiler online de prendas y complementos, tiende una mano a las firmas que han tenido que cerrar sus comercios físicos o han reducido sus ingresos durante la pandemia.

El alquiler de prendas, una apuesta segura y eco-responsable

Durante el confinamiento, Ecodicta ha aumentado su catálogo. Ha pasado de albergar 30 a 45 firmas, entre las que se encuentra una comunidad de marcas de moda sostenible como Hemper, Canussa, Slow Love, Ropa Chica, Pepa Love, Poete, o Roca Mood entre otras.

Por su parte, desde la firma aseguran: “Ecodicta es una plataforma que ayuda a pequeñas empresas a llegar a muchas más personas y de forma sostenible. Es un win to win para las dos partes”, afirma Lucía Camacho, CEO de Roca Mood.

Ecodicta es una plataforma de alquiler de moda y complementos, que nació hace dos años para potenciar el uso responsable de la ropa, aumentar el ciclo vital de la misma y reducir así el impacto de la industria textil en el medio ambiente.

Protocolos de higiene para la ropa, un paso imprescindible

A través de suscripción mensual, todas aquellas usuarias pueden tener actualizado su armario sin necesidad de comprar de forma continuada temporada tras temporada.

En la actualidad, y a consecuencia de la pandemia, se puede hacer de forma totalmente segura gracias a los protocolos de higiene que se están llevando a cabo por parte de la compañía, “primero las prendas llegan a una zona de cuarentena, donde pasan 48 horas. Luego las cajas se abren y van directas a lavandería, donde se utiliza ozono para desinfectar cada prenda”, comenta González.

En estos momentos, la startup, que espera crecer este año más de un 350% con respecto al 2019, acaba de abrir una ronda de inversión a través de la Bolsa Social con la que pretende recaudar hasta 150.000 euros.

Desde luego, es el momento de los negocios online y sobre todo de la cooperación entre ellos. La preocupación por el medioambiente, unido a la venta de prendas de pequeños comercios es una buena combinación en estos momentos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios