Compartir
Publicidad
Publicidad

De Internet al plato, la revolución de la comida casera

De Internet al plato, la revolución de la comida casera
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los horarios de trabajo obligan a muchas personas a comer mal y a pagar precios elevados. ¿Cuántas veces hemos optado por un local de comida rápida al estar fuera de casa? El discurso nos dice: "Hay que comer bien". "Hay que comer sano", pero la realidad es que apenas se dispone de tiempo si tu trabajo te absorbe las 24 horas.

Desde hace unos años han aparecido locales de comida casera para llevar a domicilio o comer en el lugar. Sus seguidores no sólo dan al "me gusta" de turno en las redes sociales, sino que dejan comentarios dando las gracias por poder comer un plato de comida apetitoso y sano sin necesidad de gastar mucho dinero.

Las aplicaciones útiles

Hace unos días leía un artículo sobre personas que se han hecho millonarias, o que al menos han ganado una suma de dinero importante con aplicaciones para el móvil con más o menos utilidad.

Algunas eran originales, otras absurdas. Pero cuando observamos que existe una carencia de primera necesidad y comer es una de ellas, mantenerse en el tiempo con una clientela fiel es todo un logro. Así lo han hecho en La Cuina d'Anita.

Este establecimiento nació en 2013 y después de cuatro años, los clientes no sólo ha aumentado sino que llegaron para quedarse.

Comer fuera de casa, un gasto o un placer

Allá por 2013, las encuestas decían que 6 de cada 10 españoles comen fuera de casa por los horarios laborales o por la distancia hasta sus hogares.

Fue por esta época cuando aparecieron alternativas para poder comer bien a un precio asequible y no tener que invertir tiempo en preparar la comida todos los días o para la semana. Una opción laboral accesible: cocinar para terceros desde casa se convirtió por 2010 en un negocio rentable.

Ideas de negocio que nacen en la cocina

Nada de garajes, la cocina ha llevado a muchos empresarios a lanzarse al mercado y ofrecer sus guisos más allá de su círculo de amistades o conocidos.

Una de las claves de este negocio está en la organización de los envíos: porque el envío supone un gasto importante para la empresa, por ello existe un gran esfuerzo por trabajar con precios accesibles a las apretadas economías domésticas sin caer en pérdidas.

Las páginas web en la actualidad ofrecen menús vegetarianos, ecológicos, sin gluten o sin lactosa. Estas pymes trabajan con proveedores de la zona y cooperativas para promover un consumo responsable con alimentos locales.

La competencia y los clientes

La competencia de este tipo de servicios son las ya mencionadas cadenas de comida rápida y los bares de tapas. Pero cada día son más los jóvenes que no tienen tiempo de cocinar y también mayor el número de personas que a la fuerza han de comer fuera.

A ellos se dirigen estos establecimientos. Que no sólo ganan adeptos año tras año sino que están atentos a los cambios en los hábitos alimenticios y algunos incluyen platos vegetarianos y consejos en sus blogs de manos de nutricionistas.

En Pymes y Autónomos|¿Cuánto dinero te cuesta trabajar?

Imagen|RitaE

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos