Compartir
Publicidad

Daños colaterales de Zara.com y cómo se montan tiendas online por aburrimiento

Daños colaterales de Zara.com y cómo se montan tiendas online por aburrimiento
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ayer me llamó un comerciante de una zapateria para pedirme información sobre los requisitos necesarios que tiene que cumplir una tienda virtual que acaba de abrir. Me dijo textualmente:
Este fin de semana estaba aburrido y he montado una tienda por internet para vender ropa y complementos (...) ¿qué requisitos tengo que cumplir?
A reglón seguido le pregunté:
¿Abres locales físicos por aburrimiento también? (tiene 4 tiendas físicas)
Su respuesta fue,
Hombre no, los locales físicos son muy distintos y si Zara ha montado una web es que esto va en serio
Y ahí tenemos el principal error de todas las empresas en referencia al comercio electrónico. Los locales físicos son distintos, pero el comercio electrónico no es un experimento y tampoco es un juego. Vale que la entrada de Zara.com en este campo les de alas a todas las pymes, pero tirarse a torear sin capote es un suicidio empresarial en toda regla.

El empresario tiene que ser consciente de que abrir una tienda virtual es equivalente a abrir un local físico, con la salvedad que su expositor es la propia web que crea al efecto. En este experimento, este empresario comete los siguientes errores de base.

No va a conectar las bases de datos de su almacén central con la web. Por tanto, si yo hago un pedido online, no me puede garantizar que dicho modelo concreto esté en stock y por tanto no me puede dar plazo de entrega. En esta línea, obliga al cliente a una comunicación por mail no deseada, dado que sólo va a conseguir que el comprador abandone el proceso de compra en la mayoría de los casos.

No ha evaluado los costes de la tienda y los experimentos con gaseosa. En el campo de costes me refiero al tema logístico de los envíos, no ha delimitado las zonas a las que si envía sus zapatos o no los envía y no cuenta con un acuerdo marco con una empresa de transportes. Recordemos que la logística y el transporte es el principal problema de la expansión de comercio electrónico.

No cuenta con una persona responsable para la recepción y procesamiento de pedidos así como el control de incidencias de todo tipo. Es decir, si ahora mismo yo entro a su web, no estamos seguros de que alguien se ponga a preparar ese envío.

En esta línea, no ha pensado tampoco en los medios de pago habituales en la red. Paypal es imprescindible para muchos y el pago por transferencia no es viable. Las pasarelas de pago virtuales son más que necesarias.

Por último, el cumplimiento con la protección de datos, LSSI, usabilidad de la web, posicionamiento y resto de aspectos que hacen que la tienda esté en úna buena posición, es una asignatura pendiente. No basta con montar la tienda online, hay que colocarla en las mejores “calles comerciales” y estas calles son buenos resultados en buscadores y una política activa de comunicación por la red.

Como vemos, estos aburrimientos empresariales cuestan dinero y si no se parte de una estrategia adecuada, la pérdida empresarial que se origina es importante, en referencia a los hipotéticos beneficios y bondades que tiene el comercio electrónico.

En Pymes y Autónomos | El comercio electrónico como asignatura pendiente, ideas para mejorar tu web, El comercio electrónico y el chico de los ordenadores
Imagen | Nuria_

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio