Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuatro de cada diez empresas están vinculadas al ladrillo

Cuatro de cada diez empresas están vinculadas al ladrillo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si nuestra I+D+i históricamente triunfadora ha consistido en colocarle un palo a algún objeto, (véase por ejemplo los chupa chups o las fregonas)m, en la actualidad seguimos en la ratonera de las empresas vinculadas al ladrillo. Axesor acaba de publicar un extenso informe que analiza el entorno inmobiliario y se extraen una conclusiones bastante interesantes.

El primer punto que hay que destacar, es la presencia global de empresas vinculadas a la construcción y actividad inmobiliaria respecto el resto de empresa del país. Tal y como vemos en el cuadro superior. Si nos situamos en el primer nivel de empresas expuestas al sector inmobiliario, nos encontramos con que a cierre del 2009, el 31% de todas las empresas activas, dependían directamente de la actividad inmobiliaria y un 10% adicional tenían una amplía dependencia al ser sectores auxiliares. Resumiendo, cuatro de cada diez empresas españolas están vinculadas directamente al ladrillo. En términos absolutos, del total del mapa empresarial, más de 461.000 empresas dependen directamente de las actividades de promoción, construcción e inmobiliarias y 134.000 empresas más se aglutinan en el macrosector auxiliar. Con estas cifras, actualmente tenemos dos lecturas muy positivas (a pesar de la que cae claro).

empresas-construccion.jpg

La primera lectura positiva es que tenemos sectores desatendidos, dado que con apenas 600.000 empresas cubrimos una gama de productos y servicios que dan lugar a que existan nichos de negocio en otros sectores. La segunda es que las restricciones de crédito y dificultades para emprender a nivel financiero se encuentran fundamentalmente en este grueso de empresas, por lo que el resto de empresas siguen pudiendo financierse con mayor o menor dificultad según cada caso particular.

Por último, si tenemos una empresa de este sector y tenemos la grandísima suerte de no estar muy endeudados y podemos atender los pagos pendientes con fondos propios, podremos sobrellevar el temporal y quedarnos dentro del mercado si mantenemos la actividad diversificando o abriendo nuevas líneas de negocio. Como se ha hablado varias veces, que el sector de la construcción ten un peso específico excesivo y que se haya generado una gran burbuja inmobiliaria no significa que en el futuro no sean necesarias estas empresas y que el sector siga funcionando.

Más Información | Axesor - Estudio sobre el sector inmobiliario En Pymes y Autónomos | Autoemplearte como agente inmobiliario, Vendo radiador y de regalo un piso en Santa Coloma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio