Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Autoemplearse como agente inmobiliario?

¿Autoemplearse como agente inmobiliario?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad


Estos últimos años la crisis se ha llevado por delante a un buen número de pequeñas inmobiliarias, agentes inmobiliarios, que en los años de bonanza se prodigaban como lo hacen ahora los negocios de los asiáticos.

En este momento el mercado parece estar estable (tan estable que ni se mueve), la demanda se ha transformado, sólo compra quien realmente lo necesita y todavía hay una gran cantidad de viviendas sin vender. ¿Es el momento de lanzarse a ser agente inmobiliario?

Según fuentes del sector ahora puede ser un buen momento para entrar en ese mercado, ya se ha producido una corrección que ha depurado el sistema, quedan pocas inmobiliarias, y mucho producto por colocar; algunas redes inmobiliarias ofrecen una vía de entrada en el sector por medio de una franquicia.

Autoemplearse como agente inmobiliario no parece una opción exenta de un riesgo elevado; hay que tener en cuenta algunos factores:

  • Los precios de las viviendas están a niveles de 2007. Esto supone una clara corrección de la tendencia alcista, acumulando unos descensos que rondan el 30%; pero el caso es que ya en 2007 los precios de los pisos estaban ya muy inflados.
  • La demanda se ha contraído, es poco probable que se contraiga mucho más, los demandantes especuladores han desaparecido prácticamente, los demandantes, de compra o alquiler, lo son por necesidad.
  • Las entidades financieras tienen inmuebles que les cuesta colocar, y con el aumento de la morosidad y los embargos, ese stock no disminuye al ritmo que desearían las entidades.
  • El acceso al crédito está todavía muy restringido.
  • Los posibles clientes se pueden encontrar con el punto anterior de forma inesperada.
  • Conseguir clientes es muy difícil, llegar a ellos tiene unos costes de publicidad que no se deben obviar.
  • No es raro que hay más de una agencia ofertando el mismo inmueble, lo que hace que haya que tener especial cuidado con las comisiones.
  • Los clientes son más exigentes, son más conscientes del valor de su dinero, no aceptan cualquier cosa, ni cualquier precio; hace tiempo que se acabó el todo vale en el que cualquier cosa se vendía.

Via | El mundo
En Pymes y autómomos | Franquicia ¿una opción?
Imagen | Estefanía Dans

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio