Compartir
Publicidad

Amor a primera hora de la jornada laboral

Amor a primera hora de la jornada laboral
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen aplicaciones para ligar, para encontrar pareja, sexo incluso amistad, pero las relaciones entre compañeros de trabajo no pasan de moda. Es un clásico. Algo complicado para los que trabajan en casa a no ser que surja el flechazo entre el cartero, el repartidor de Amazon o... Imposible.

El amor o la atracción en el trabajo puede surgir por una cuestión de comodidad y de costumbre. Al fin y al cabo ves a a esa persona más horas que a tus amigos y familia. No es extraño encontrar perfiles tanto de hombres como de mujeres que no tienen tiempo de ocio para conocer a otras personas.

Ventajas de enamorarse en el trabajo de tu compañero

  • Si nos vamos por el lado ocioso de la situación, lo tienes tan cerca que si son los inicios de la relación, lo tenéis fácil para quedar, y concretar un lugar.

  • Ambos conocéis vuestros horarios y sabéis si hay trabajo extra ese día.

  • El trabajo en equipo (de dos) os ha ayudado a daros cuenta de que podéis conseguir muchas cosas juntos si os lo proponéis.

  • Además, sois buenos amigos y generosos el uno con el otro.

Inconvenientes de enamorarse en el trabajo de tu compañero

  • Suele ocurrir. Uno está enamorado y el otro sólo siente atracción. Tarde o temprano se descubre o se reconoce y fin de la idílica historia laboral amorosa.

  • La apatía surge antes de tiempo. A todos nos gusta mantener una parcela donde sumergirnos en nuestras aficiones, amistades...Y con la excusa de que pasamos mucho tiempo en el trabajo, la relación se descuida.

  • ¿Y si no fue amor y sólo se trató de costumbre? Puede que el ambiente presionara de alguna manera para que dos personas solteras, con alguna afinidad, acabaran juntas. Dejarse llevar es fácil si pasas el día entero en el trabajo.

  • Al principio era emocionante, ahora preferiría no verte las 24 horas del día. Tarde o temprano surge. Por pura lógica. Por muy bien que te lleves con una persona, en el ámbito laboral surgen tensiones,discusiones y al final acabas llevándotelas a casa.

Hay vida allá fuera, quizás debas realizar el esfuerzo de levantarte del sofá

A muchas parejas les funciona el amor y el trabajo mezclados como dos ingredientes principales del pastel llamado amor-relación. Pero la lógica nos dice que son la excepción que confirma la regla.

¿Pero merece la pena tener que trabajar con una persona con la que tuviste una relación? Sobre todo, si acabó mal y los celos, las discusiones y los problemas vienen a trabajar también.

Ligar en el trabajo, coquetear puede llegar a convertirse en juego divertido si ambos participan de él. Pero una relación es algo serio. Y cuando se rompe, sale lo peor de nosotros y ahí entra: la competitividad, la falta de empatía y los celos profesionales. El amor puede ser maravilloso, pero si surge fuera del trabajo puede que más.

Imagen|Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio