Compartir
Publicidad

Errores en la presentación de un proyecto

Errores en la presentación de un proyecto
0 Comentarios
Publicidad

Las oportunidades para que alguien desee invertir en el proyecto de un emprendedor son realmente escasas, por lo que si surge la ocasión, hay que ir a por todas para evitar que tanto esfuerzo acabe en fracaso.

Dependiendo de con quién hables y los intereses que representen, unos te dirán que los datos económicos no representan nada y que en cambio lo que vale son las métricas y, viceversa, pero sobre todo hay que hacer entender el proyecto que se plantea.

Aunque puedan parecer que son erroes triviales y que nadie comete porque son evidentes, la realidad muestra que no es así. Por ejemplo, no es extraño que los emprendedores se presenten sin conocer a su audiencia. Es decir, se debe discriminar si está presentando buscando capital semilla (3F) o, por el contrario, a un inversor como el caso de un business angel. El mensaje, el lenguaje y la puesta en escena no debe ser la misma.

La idea está bien presentarla, pero lo que interesa al inversor es conocer el modelo de negocio que permitirá monetizar la propuesta que se está haciendo, por eso, es imprescindible exponer con claridad para que se entienda que se hace y como se va a ganar dinero.

La claridad en la exposición por la capacidad para responder a las 6W´s, esto es, (mercado)qué necesidades resuelves, (público) a quién vas destinado (público), (equipo) cómo lo estas haciendo ya (equipo), (inversión)por qué eres el adecuado, cuánto necesitarás para continuar y modelo de negocio, es decir, cuándo tienes previsto ganar dinero

Con total modestia, esa tendencia que se quiere imponer de no dar datos económicos acerca del proyecto, carece de sentido. Sin abrumar hay que presentar lo básico, es decir, Key Performance Indicators, que miden el nivel de desempeño y se centra en el alcance de objetivos, análisis de Cash Flow, es decir, capacidad de una empresa para generar efectivo, Total Addressable Market o demanda total posible de tu producto.

Tan malo es prescindir de datos como abrumar a tu interlocutor con cifras, datos y estudios de mercado que al final no aportan valor. La cuestión es hacer que las cifras apoyen tu presentación no que sean la presentación.

Imagen | Dell Inc. En Pymes y Autónomos | Fuentes financieras del emprendedor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio