Ahorrar tiempo en tus trámites es posible si utilizas la declaración responsable

Ahorrar tiempo en tus trámites es posible si utilizas la declaración responsable
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Una de las cuestiones con las que más tiempo podemos perder como autónomos y en las empresas está en la tramitación de diferentes cuestiones con las administraciones públicas. En muchos casos además tenemos que aportar documentación para que comprueben los datos de solicitudes, subvenciones, ayudas, etc. Pero ahorrar tiempo en tus trámites es posible si utilizas la declaración responsable.

Se trata de un documento que facilita y agiliza la temida burocracia de la Administración. Mediante su presentación por parte del interesado se pueden adquirir algunos derechos o facultades. De esta forma en la presentación de instancias, de reclamaciones, etc. se ahorra mucho tiempo.

La declaración responsable, ¿cómo funciona?

Según con lo establecido en el artículo 69.1 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común,

la declaración responsable es el documento suscrito por un interesado en el que éste manifiesta, bajo su responsabilidad, que cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente para obtener el reconocimiento de un derecho o facultad o para su ejercicio, que dispone de la documentación que así lo acredita, que la pondrá a disposición de la Administración cuando le sea requerida, y que se compromete a mantener el cumplimiento de las anteriores obligaciones durante el período de tiempo inherente a dicho reconocimiento o ejercicio.

La simplificación va unida a la responsabilidad absoluta de quien emite la declaración y a la potestad de la Administración de comprobar, controlar o inspeccionar en cualquier momento que las circunstancias manifestadas en la declaración son ciertas y se están cumpliendo.

En el caso de que no se cumpla alguno de los términos expresados en la declaración responsable, ya no se podrá continuar con la actividad o con el ejercicio del derecho para el que se presentó, e implicará posibles responsabilidades penales, civiles o administrativas.

Por ejemplo, pueden ser muy útiles si necesitamos una licencia de actividad y cumplimos con todos los requisitos que nos va a exigir la administración pertinente para ello. También en la presentación de solicitudes de subvenciones o ayudas, como los ERTE, donde una vez concedidas suelen producirse comprobaciones posteriores.

Un ejemplo ha sido la tramitación de ayudas por la crisis del coronavirus, donde muchas empresas presentaban una declaración responsable de que cumplían todos los requisitos para acceder a ellas para agilizar todos los trámites en la presentación y reparto de dichas ayudas.

Temas
Inicio