Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para migrar a Linux en la empresa

Consejos para migrar a Linux en la empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho se habla sobre Linux y su implantación en entornos empresariales. Aquí les expongo una lista de criterios básicos para decidir una adecuada implantación de Linux en la empresa.

Primero y para los que no lo sepan, ¿qué es Linux? Linux es un sistema operativo para computadoras que se distribuye bajo la Licencia Pública General de GNU (GNU GPL), lo cual lo hace de libre distribución por lo que no tiene costo alguno. A diferencia de Windows, Linux se distribuye mediante organizaciones (generalmente no lucrativas) que van mejorándolo y agregándole funcionalidades. Estas organizaciones han recibido el nombre de distribuciones Linux, y existen muchísimas en la actualidad.

¿Cual sería la gran ventaja de usar Linux en la empresa? El ahorro en los costes de licencias. Cualquier organización determinada que utilice Linux en su infraestructura informática ahorra mucho dinero en licencias de software.

Para esto hay dos tipos de distribuciones Linux; las del tipo empresarial ofrecidas por empresas como Red Hat y Novell (SUSE Enterprise) que si cobran una cuota de licenciamiento, pero no por desarrollo del software, sino por servicios de soporte y mantenimiento. Y también se encuentran las del tipo open, que son 100% gratuitas (Ubuntu, openSUSE, Fedora, etc) que se ofrecen con soporte bajo las comunidades de usuarios de dichas distribuciones.

Estos son algunos consejos para considerar la migración de la empresa a Linux:

  • Si su PyME cuenta con aplicaciones especializadas como Oracle, SAP, Active Directory, etc; es mejor optar por una distribución (distro) del tipo empresarial como Red Hat Enterprise Linux o SUSE Enterprise Linux. Eso al menos en los servidores donde corra estas aplicaciones especializadas. Ubuntu y otras distribuciones Linux tipo open son muy buenas, pero no están diseñadas 100% para soportar herramientas empresariales bajos esquemas LAN y aplicaciones corporativas.
  • Si por el contrario las necesidades de su PyME son básicas, como los son comunicarse por internet (email, chat, navegación web) y ofimática en general, es posible trabajar sin mayor problema con una distro tipo open cuyo desarrollo esté consolidado, como son Ubuntu, openSUSE, Fedora y Debian.
  • Asegúrese de que las aplicaciones criticas que actualmente usa (bases de datos, gestiones CRM o EPR, aplicaciones administrativas, etc), pueden correr sin problema en la distro Linux que pretenden utilizar; sino de forma nativa en entorno virtualizado. Pero que su operación bajo Linux es completamente estable comparado bajo su uso en Windows.
  • Asegure que todo el hardware crítico de la empresa que desea operar bajo Linux, trabaje óptimamente con el sistema operativo. No es lo mismo reconocer una impresora sencilla (que cualquier distro Linux puede ponerla a trabajar), a un plotter que ocupa un driver o controlador hecho a la medida. Esta es una de las ventajas de las distros de tipo empresarial, que le programan este tipo de controladores para los equipos que se requieran.
  • No es recomendable combinar distros; si ha de hacerlo para ahorrar dinero en cuestión de los licenciamientos que si cubren las distros empresariales, combine plataformas hermanas. Por ejemplo: servidores con SUSE Enterprise (que si requieren licenciamiento) y estaciones de trabajo con openSUSE; o servidores con Red Hat Enterprise y estaciones con Fedora.
  • Si decide apoyarse en consultores que le ayuden a migrar a Linux, asegúrese que los mismos estén especializados en la distribución Linux que considera es la mejor opción a utilizar.
  • Es recomendable ir capacitando al personal con tiempo previo para la asimilación en el uso del su nuevo entorno de trabajo en Linux. Así la curva de baja en la productividad se amortigua al máximo.

Reiteramos que no cualquier empresa puede migrar al uso de Linux. Mucho de ello depende del tipo de programas (aplicaciones corporativas) que actualmente utiliza así como de cierto hardware con que cuente. Sin embargo, si estos puntos son solventados el poder migrar al uso de Linux puede significar un ahorro considerable en costes de licencias de software.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los costes de las licencias de Linux para empresas son significativos y dependen del tipo de servidores, aplicaciones que se desea ejecutar y otros factores extra. Para determinar dichos costes es recomendable contactar con un distribuidor de Red Hat o Novell, ya que son los especialistas en el sector.

Más información | Red Hat y Novell

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio