Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo rechazar la tecnología innecesaria en la Pyme

Cómo rechazar la tecnología innecesaria en la Pyme
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Si invertir en nuevas tecnología es importante mucho más es saber rechazar toda la que no vayamos a ser capaces de aprovechar bien por se más de lo que necesitemos o poco aprovechable. Y es que adquirir nuevas tecnologías para la Pyme es siempre una tarea complicada si queremos acertar lo máximo posible y evitar perdidas de tiempo en su implantación así como costes innecesario.

Por tanto, el departamento o persona encargada de ello debe conocer bien las necesidades así como exigencias y evitar caer en las manos de los habilidosos vendedores. Otro punto cuando se trata de comprar productos como ordenadores, PDA, teléfonos móviles, etc es pensar bien si nuestros empleados serán capaces de sacar partido y cuanto costará económicamente.

Lo primero para conocer las necesidades es saber a donde queremos llegar. Comprar portátiles, PDA, Smartphone, etc… no va a significar que vayamos a poder realizar las mismas tareas dentro y fuera de oficina. Actualmente, un producto de moda en toda Pyme es el NetBook. Muchos usuarios piensan que podrán realizar las mismas tareas que en la oficina pero delante del cliente.

Pero la realidad es que luego no se cumplen las espectativas y pasan de ser un producto ideal a un fiasco. En primer lugar porque pese a las ventajas son equipos que quedan obsoletos con rapidez así como poco cómodos para largas sesiones de trabajo o tareas como labores con Excel, etc… En muchos casos es mejor contar con un terminal tipo iPhone, HTC Magic o Blackberry con los que vamos a disponer de acceso a internet para consultar el correo, visualizar documentos rápidamente y estar comunicado. Porque no hay que olvidar que los que usan un NetBook también llevan un teléfono. Eso sí, habrá casos donde resulte todo un acierto.

Otro claro ejemplo de tecnología excesiva está en los servicios web. Pequeñas empresas gastan un dinero considerable para disponer de un espacio en la red con características como alta capacidad de almacenamiento, numerosas bases de datos SQL, cuentas de correo, servidores Exchange, etc… Cuando según el uso así como el numero de empleados igual les compensa más hacer uso de alternativas gratuitas como los servicios de Google.

Y todo esto sin contar que si resulta que la compra de determinados productos es imprescindible el tiempo necesario para instruir al personal también en un factor a considerar. Ya que puede que existan alternativas fiables y muy recomendables pero cambiar tal vez por ejemplo de plataforma, vease migrar del uso de Windows a sistemas Linux, puede conllevar una perdida mayor en productividad por parte de nuestros empleados que lo que gastamos en licencias.

Luego recuerda, para rechazar la tecnología innecesaria en la Pyme debemos:

  • Conocer las necesidades reales de cada area o personal
  • Conocer la posibilidades de cada producto
  • Considerar tanto el coste económico como el tiempo de adaptación
  • Proponer a nuestros proveedores periodos de prueba a modo de test en un reducido número de empleados
  • Ser conscientes de que la tecnología no es un sustituto de la persona

Luego ya sabéis, la tecnología es y debe ser siempre una ayuda para nuestra labor diaria y nunca un escollo o impedimento que se interponga entre nosotros y la productividad.

En tecnología Pyme | Buenos propósitos tecnológicos para el 2010

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio