Publicidad

Tres medidas que estarán encima de la mesa cuando pase la pandemia y a muchos no les gustarán
Reflexiones

Tres medidas que estarán encima de la mesa cuando pase la pandemia y a muchos no les gustarán

Publicidad

Publicidad

Cuando todo esto acabe y todo se normalice, ya sea después de verano o dentro de un año muchas cosas van a tener que cambiar. La deuda que se va a generar habrá que pagarla y algunas cuestiones tendrán que cambiar en el ámbito tributario y recaudatorio. Por eso vamos a ver tres medidas que estarán encima de la mesa cuando pase la pandemia y a muchos no les gustarán.

Es una predicción personal, en función de hacia dónde se estaba moviendo el control fiscal y los problemas de sistemas como la Seguridad Social para hacer frente al pago de las pensiones. Si queremos mantener un estado del bienestar que cubra necesidades básicas de la población habrá que pagarlo. ¿Y quién plantearía recortes en sanidad, pensiones, dependencia u otros servicios básicos para una población cada vez más envejecida y que tiene un mayor peso en el voto? Complicado.

Cotización por ingresos reales de los autónomos

Es una medida que se encontraba muy avanzada y que se iba negociar con los representantes de los autónomos posiblemente para comenzar a implantarla en 2021. A pesar de que contaba con reticencias de algunas asociaciones que pensaban que supondría para el 70% de los autónomos una cotización más elevada.

Ahora será más fácil llevarla a cabo, puesto que muchos de ellos han reclamado que a ingresos cero, cotización cero y con esa misma lógica es complicado negarse a la cotización por ingresos reales o beneficios. Otra cosa es como se articule, cuándo se liquide la diferencias de cotización entre la estimación y el ingreso real o si se establecen o no tramos. Pero tiene todos los números para implantarse.

Rebaja de los límites de módulos

Llevamos tres años de prórrogas donde los módulos deberían haber bajado sus límites. Pero entre cambios de Gobierno, elecciones en otoño que impiden la planificación correcta y otras cuestiones no se ha puesto en marcha. Y este año con las arcas del Estado exhaustas todo indica que en 2021 se pondrán en marcha los nuevos límites.

El sistema de módulos está destinado a desaparecer más pronto que tarde

Pero será posiblemente la primera rebaja. El sistema de módulos es una reminiscencia de otros momentos donde la Agencia Tributaria no tenía el control que ahora puede tener sobre los negocios. Y prefería tener una tarifa plana, aunque no pagaran todo lo que debían, a no recaudar nada. Por eso cada vez se bajarán más los límites para que sea un número más reducido de negocios los que se puedan acoger a módulos.

Aceleración en la implantación del SII para todos

El SII ha sido una de las medidas tributarias más efectivas para aumentar la recaudación de las grandes empresas. Tras varios años en marcha la administración ya está lista para aumentar el número de empresas que se pueden controlar con este método. Y esto tiene dos vías, por un lado incluir a más empresas grandes, rebajando los límites de facturación que se necesitan para tener que utilizar este método. De este modo empresas más pequeñas y un mayor número, se verían obligadas a utilizarlo.

Por otro el sistema Ticket BAI se pone en marcha en el País Vasco este año, y afecta a todas las empresas, desde autónomos a pymes. Y supone el control en tiempo real de toda la facturación de las empresas. ¿Cuánto creéis que tardarán en extenderlo a todo el territorio nacional? No creo que tarden más de dos años en comenzar a implantarlo para todo el mundo.

Otras medidas posibles a medio plazo

Estas medidas se pueden complementar con otras, como un mayor control del efectivo y preferencia de los medios de pagos electrónicos para evitar o limitar la economía sumergida. Al fin y al cabo lo que se trata de conseguir es que toda transacción deje un rastro.

Por último, hay una medida que no creo que tarde mucho en implantarse. Tal vez no sea en los dos próximos años, pero no le doy más de un lustro. Una subida del IVA de la hostelería, que actualmente está al 10% en todos los productos que sirve un bar o un restaurante y que hay margen para elevarlo. Es un sector que con esta crisis está sufriendo especialmente, por eso creo que pueden darle un poco más de tregua.

Además tiene una gran contribución al empleo, por lo que este tipo de medias se suelen implantar con mucha cautela. En la anterior crisis económica ya se subió, creo recordar que del 8% al 10%, y no sería raro que se implantara una medida similar para aumentar la recaudación. Solo nos queda esperar para ver cuántas de estas medidas se implantan y con qué intensidad lo hacen.

Imagen | Ikaika

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios