Compartir
Publicidad

El síndrome del impostor también se da en el trabajo

El síndrome del impostor también se da en el trabajo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días, una escritora que empieza a tener éxito, vende muchos libros y gusta, me dijo que tenía el síndrome del impostor. Este síndrome viene a decir que la persona no se cree merecedora de sus logros y que ocupa el lugar de otro más válido.

A nuestro alrededor hay personas encantadas de conocerse cuyo trabajo es mediocre y otros, que por el contrario le dedican horas a sus proyectos y quehaceres, creen que nunca es suficiente y que no son tan buenos como el resto les hace ver. En el término medio está la virtud.

El síndrome del impostor se define como el malestar emocional asociado al sentimiento de no merecer la posición que se ocupa a nivel laboral, académico, o social.

El síndrome del impostor no es un trastorno con entidad clínica, es decir, no aparece descrito en ningún manual de diagnóstico médico, pero bajo este término se agrupan un conjunto de síntomas que pueden causar un importante malestar emocional.

Efectivamente la baja autoestima está detrás. Resulta sorprendente que a mayor éxito, calidad y brillo en un trabajador, más casos de personas que piensan que otro podría hacerlo mejor, se dan.

Mientras que en el lado opuesto están lo que creen que todo lo saben y lo controlan (siendo pésimo el resultado) estos buenos profesionales, sabotean sus carreras.

Desde luego, a ninguna empresa le interesa que un miembro de su plantilla sienta que no se merece lo que tiene y se obsesione con la idea de fallar o de que se descubra “su mediocridad”.

Por eso, si se tiene la posibilidad de detectar algún en tu equipo, como jefe, deberías hacer todo lo posible por reforzar su autoestima y hacerle ver, mediante feedbacks positivos, que todo lo que ha conseguido ha sido gracias a su valía.

El síndrome del impostor es una dolencia que debes conocer bien para poder estar alerta y ayudar a tus empleados. Recuerda que su bienestar repercute de forma directa en el clima laboral y que, al fin y al cabo, tus trabajadores son clave en el éxito empresarial.

Imagen|Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio