Compartir
Publicidad

Ambiente laboral en la empresa, lograr que los compañeros se conviertan en amigos

Ambiente laboral en la empresa, lograr que los compañeros se conviertan en amigos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lograr un buen ambiente laboral en la empresa está demostrado que contribuye de forma notable a mejorar la productividad y los resultados. No solo se trata de mejorar el rendimiento, sino de hacer un equipo en el que todos están arrimando el hombro y remando en la misma situación. Estos resulta muy complicado de lograr. Basta un garbanzo negro para pudrir la situación. Pero todo es más fácil si se logra que los compañeros de trabajo se conviertan en amigos.

No hablamos tampoco de que sean íntimos, que acabe el trabajo y se vayan cada día tomar algo, al cine o queden los fines de semana con las familias. Pero si de que exista el suficiente ambiente de camaradería de hoy por ti y mañana por mi. De quedar a comer hoy todos juntos porque ha surgido, no porque es la cena de empresa por Navidad.

Pero esto también incluye tener en cuenta a los demás cuando se toman pequeñas decisiones, que les pueden afectar. Hablar con tu compañero antes de elegir los días de vacaciones y llegar a un consenso, no tomar decisiones unilaterales que perjudiquen a los demás. A veces hay amigos que dejan de serlo después de trabajar juntos y al contrario, que lo son después de haber compartido trinchera.

Para lograrlo es necesario disponer de empatía. De ponerse en el lugar de los demás, no solo de pensar en nuestro trabajo, objetivos, etc. Todo esto debe estar dirigido y tutelado por un líder que sepa escuchar y aunar esfuerzos, que sea también un gestor de recursos humanos, no solo alguien que toma decisiones en un despacho.

Pero también es muy importante que la empresa aplique la meritocracia, sobre todo a la hora de asignar proyectos, de dar ascensos, fijar incentivos o subir salarios. A veces la decisión es simplemente un hecho objetivo, que todo el mundo entiendo como lógico por el desempeño de su trabajo. Si se cambia por otra arbitraria, se puede generar gran malestar en la plantilla.

Por último hay que saber establecer una política de retención. Hay elementos que son fundamentales para la empresa, y si llegado el momento tienen una oferta de otra organización y no se trata de retenerlos... Para lograr un buen ambiente interno es fundamental que los empleados se sientan valorados, de otra forma es muy complicado, por muy amigos que seamos todos, crear ese entorno de camaradería necesario para crecer en la empresa.

Imagen | rawpixel

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio