Compartir
Publicidad
Publicidad

Servicios para tiempos revueltos

Servicios para tiempos revueltos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En tiempos de crisis la mayoría de la población se ha visto obligada a realizar ajustes en sus gastos, las empresas y profesionales también, pero mas allá de gastar más o menos esta época de crisis ha transformado en algunos ámbitos la forma de gastar y ello es significativo, pues algunos de estos cambios desaparecerán por la crisis pero otros perduraran.

Probablemente la sociedad estuvo muy mala acostumbrada durante los años de auge económico, se sucumbió alegremente en muchas ocasiones al despilfarro y ahora todo son prisas para encontrar no formulas para gastar menos, sino formulas para gastar eficientemente.

Mención especial a los motivos de esta mentalidad de despilfarro la mereceríamos España y los españoles con una actitud de nuevos ricos, con una actitud de un país que siempre estuvo a la cola y que por el boom inmobiliario y el auge que le rodeaba se creyó (que no fue) rico, ello llevo a que grandes capas de la población, entendiendo a las empresas, profesionales y a la gran clase media entre ellas a creerse ser y tener lo que no eran y gastar, gastar y gastar más a un nivel que realmente no correspondía, pero esto bien merece un extenso capítulo aparte y no es el objetivo de este, pero sirve para posicionarnos.

Todo ello nos llevo a una política del lujo por el lujo, del gasto a veces sin medida y miren que el que firma es un apasionado de según qué marcas y de según qué productos y servicios que serian un lujo superfluo, pero eso trasladado a la empresa ha supuesto un lastre y más allá aun del gasto, del lujo superfluo, pues este una vez erradicado deja de suponer un gasto, el lastre lo encontramos en la falta de sabernos a adaptar a un gasto eficiente.

¿Y que es un gasto eficiente?, gasto eficiente es este modelo de gasto, a este modelo que ahora estamos interiorizando y que esta transformando nuestra realidad que busca tener los mejores servicios y recursos al mejor coste posible, para poner unos ejemplos prácticos, la mayoría de las empresas ya no busca el lujo superfluo, ahora busca el lujo o el gasto eficiente por medio de otros sistemas que antes se rechazaban:

Hablamos por ejemplo de volar no en “low cost”, pero tampoco en la compañía más cara, sino en aquella que tenga el equilibrio optimo de servicio versus coste, o hablamos por ejemplo de potenciar la videoconferencia o reuniones virtuales en pos de la disminución de viajes de empresa, eso es gasto eficiente.

¿Significa ello que ya nunca más volveremos a volar en primera clase o que se acaban los viajes de negocios?, no, ni mucho menos, no significa que no podamos o debamos volar en primera clase, sino que a cada momentos, situación y realidad podremos buscar alternativas que nos supongan un optimo servicio a un menor coste.

Y por supuesto que no desaparecen los viajes de negocios, nunca la video presencia sustituirá por completo al contacto presencial, pero sí que puede evitar realizar viajes superfluos que antes se hacían y ahora dejar los encuentros presenciales para los momentos importantes.

En Pymes y autónomos | Si tus ventas caen, recorta gastos (I) Imagen | alamez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio