Compartir
Publicidad

Ritmo para triunfar

Ritmo para triunfar
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunas veces he hablado en esta misma tribuna de aquellos empresarios u autónomos que somos incapaces de desconectar de nuestros quehaceres profesionales y como a muchos nos resulta complicado conciliar nuestra vida profesional con la personal, he incluso como muchos vivimos una obligada desconexión profesional por fin de semana, vacaciones o compromisos varios como un trauma o un problema que a veces esta en el límite de lo patológico o que incluso puede derivar en una enfermedad mental o física y que puede además acarrearnos problemas profesionales, económicos, sociales e incluso personales, pero hoy conocedores que podemos tener ese problema quiero hablar del ritmo adecuado que deberíamos marcar para tener éxito sin morir en el intento.

Evidentemente el ritmo adecuado dependerá mucho de cada uno, de la dedicación que tenga, de la realidad que le toque vivir y también de sus propios deseos, pues muchas veces un ritmo excesivo o no es algo subjetivo pero en otras como he dicho puede resultar problemático y para evitar eso, ¿qué hábitos y qué tipo de jornada nos deberíamos plantear?

Hoy no voy a entrar en la necesidad de desconectar pues ya lo he tratado en otras ocasiones y de saber jugar y vivir plenamente todas nuestras facetas, las personales y las profesionales, tampoco voy a entrar a considerar como todos aquellos que en nuestro día a día vivimos conectados a multitud de gadgets tecnológicos de última generación y que deberíamos saber usar responsablemente, no voy a entrar en ello pues si alguien desea saber más sobre ello puede dirigirse a otro articulo mío que encontrara mediante el link insertado en el pie de este mismo artículo, hoy y aquí voy a exponer como interpretamos nosotros nuestra jornada laboral y como deberíamos interpretarla.

Muchas veces la gente critica al modelo norteamericano porque considera que en busca del éxito profesional todos los empresarios o autónomos dedican su vida entera a su profesión sin saber desconectar, y sin duda que en ese país hay profesionales de ese tipo, como en todo el mundo, pero no hay país donde yo haya desarrollado negocios como los USA, país donde he visto que saben lograr la máxima eficiencia en su trabajo y a la vez saben conciliar sus vidas profesionales y personales sabiendo desconectar perfectamente, como mínimo esa es la realidad que yo he vivido.

He estado en varios países desarrollando temas profesionales, desde países europeos a países árabes, asiáticos o latinos, cada uno con su idiosincrasia particular, pero reitero ninguno como los USA para ver ese binomio de eficiencia y conciliación como en los USA y para ponerlo en relieve voy a comparar el modelo que yo he vivido en USA con el que reiteradamente vivo en España.
Una de las cosas que siempre me ha sorprendido de los USA es la capacidad de “ir al grano”, hacer lo que se tiene que hacer de una forma completamente profesional, sin grandes licencias personales, para posteriormente desconectar completamente, ¿eso es así en España?.

Por ejemplo cuando me organizan una semana de visitas en misión comercial en por ejemplo Orlando (Florida-USA) siempre me sorprende el ritmo que me marcan, veámoslo.

Habitualmente me recogen a las 9h en el hotel y se puede decir que entre esa hora y las 12h o un poco más no existe descanso, es de reunión en reunión, con la agenda marcada, los tiempos de cada reunión muy delimitados y el contenido de los encuentros es estrictamente profesional, no pasa de los cinco minutos de cortesía a la entrada y otros cinco a la salida donde nos permitimos licencia personales, sobre las 12 o 13h es hora de comer, bastante rápidamente y siempre dentro de la realidad profesional y seguir con la misma tónica de la mañana hasta las 16h o como mucho las 17h, donde (y aquí viene la clave), todo el mundo, reitero todo el mundo desconecta y ahí empieza su vida personal, a partir de ese momento no les preguntes por algo profesional pues no existen como profesionales.

Para mí lo expuesto anteriormente es saber optimizar el aprovechamiento al máximo del tiempo, es decir, marcamos un ritmo intenso, a veces brutal cabe decir, pero fuera de esas horas tenemos nuestro propio ritmo, somos como una máquina que se activa y que cuando se desconecta vuelve a su estado normal, a su estado de reposo y que puede disfrutar de esa condición, ¿en España o en general en los países mediterráneos o de carácter latino, eso es así?, yo creo que no.

En España u otros países similares apuestan mucho más por ir a la oficina, bajar al bar a charlar desayunando, volver sin esforzarse mucho a la oficina, hacer una buena comida y una siesta si es posible y regresar a la tarde para con suerte salir al anochecer pues no hemos sido capaces de sacar todo el trabajo, además en nuestros países latinos o mediterráneos existe un componente mucho mas “social” a todo lo que hacemos, la comida de negocios se entiende como un lugar de relación y no solo como un lugar exclusivo de hacer negocios, etc. ¿Cuál es un sistema mejor?, para mi sin duda este ultimo que expongo, el más eficiente y productivo precisamente no es.

En Pymes y Autónomos | Adicción al trabajo, la necesidad de saber desconectar
Imagen | dgperis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio