Compartir
Publicidad
Por qué la tarifa plana ya no basta para atraer incautos al lado oscuro del autónomo
Reflexiones

Por qué la tarifa plana ya no basta para atraer incautos al lado oscuro del autónomo

Publicidad
Publicidad

Este primer trimestre del año tenía que ser excepcional en lo que a alta de autónomos se refiere. La puesta en marcha en diferido de la nueva Ley de Autónomos que aplazaba la entrada en vigor de la extensión de la tarifa plana así lo auguraba. Pero lo cierto es que la tarifa plana ya no basta para atraer incautos al lado oscuro del autónomo.

Al menos eso es lo que parecen indicar los números de la Seguridad Social, que ofrecen un saldo positivo en el primer trimestre de 250 autónomos según la UPTA. Una cifra que se antoja muy escasa si tenemos en cuenta el incentivo que representa la extensión de las bonificaciones. Parece más una puerta giratoria, donde en algunos sectores salen los autónomos cuando se acaban las bonificaciones y se incorporan otros nuevos pero el saldo final es mínimamente positivo.

Si tenemos en cuenta los datos ofrecidos por ATA, los autónomos crearon en el primer trimestre casi 50.000 empleos más del doble que en primer trimestre de 2017. Y uno de cada cuatro empleos creados en el primer trimestre de 2018 lo crearon los autónomos. En este caso se toman como referencia los datos de la EPA y se compara con el primer trimestre del año anterior para evitar la distorsión de la temporalidad.

¿Pero sigue mereciendo la pena el autoempleo como salida laboral?

El concepto de tarifa plana se basa en la necesidad de un empujón inicial hasta que un autónomo pueda consolidar una base de clientes que hagan viable su negocio o actividad. O si no es un empujón inicial, hacer que los gastos iniciales de la puesta en marcha sean lo más bajo posibles. Lo malo es hacer un plan de negocio en función de este inicio.

Son muchas las actividades que se plantean de forma transitoria durante estos dos años. Empiezas a trabajar y cuando se acabe la tarifa plana veremos. Y esto no es más que un paso atrás, donde vemos que llegados los dos años no es sostenible y se acaban dando de baja.

De esta forma la tarifa plana para un determinado colectivo autónomo, aquellos que genera menos ingresos, se ha convertido en una puerta giratoria, donde se resiste hasta que aparezca una oportunidad mejor. A poco que exista la posibilidad de trabajar por cuenta ajena no se lo piensan mucho, incluso aunque el salario inicial sea menor.

Para muchos ser autónomos es una situación temporal no deseada, que abandonan a la mínima oportunidad

Porque además se han dado cuenta que en esos dos años no han aumentado su facturación tanto como para poder hacer frente a la cuota mínima de la Seguridad Social. Muchos que tienen ingresos inferiores al salario mínimo, son autónomos a tiempo parcial o esporádicos, solo unos meses al año. Para ellos la tarifa plana no es una solución, es más bien el clavo al que agarrarse.

Diferenciar entre el autónomo con bajos ingresos y el emprendedor

Quizás habría que diferenciar de forma clara a los autónomos precarios de los emprendedores. Porque las medidas que necesitan unos y otros son radicalmente diferentes. No se puede aplicar el mismo incentivo para el que ingresa 9.000 euros al año que para el que ingresa 90.000.

Mientras los primeros buscan una tarifa de la Seguridad Social muy baja, acorde con sus ingresos y que genere también una prestación muy escasa. Mantener los 50 euros como tarifa para aquellos que no llegan al salario mínimo permitiría que muchos de ellos no tuvieran que abandonar el RETA. Si mejoran ingresos sería el momento de subir cuotas.

A la vez para los emprendedores que han tenido éxito es justo que devuelvan ese incentivo que se les dio al principio en forma de un aumento de la cuota a la Seguridad Social progresiva, que no puedan seguir haciéndolo por la base mínima. Pero esto es algo que levanta ampollas en muchos colectivos cuyos ingresos superan esa base mínima y no creen que porque asumen el riesgo de trabajar por cuenta propia no deben contribuir a la sostenibilidad del sistema.

En Pymes y Autónomos | Los autónomos que vivan en municipios pequeños tendrán el doble de tarifa plana

Imagen | Ryan McGuire

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio