No solo es trabajar en casa, es conciliar mejor vida laboral y personal

No solo es trabajar en casa, es conciliar mejor vida laboral y personal
Sin comentarios

Con la vuelta al trabajo para muchos empleados y empresas en septiembre una de las cuestiones a debate es qué ocurre con el teletrabajo en las compañías que lo implantaron en su momento en la pandemia. La tesis de la mayoría es volver a lo de antes. Todos de vuelta a la oficina. Pero muchos no quieren volver, o al menos, no hacerlo en las mismas condiciones. Porque no solo es trabajar en casa, es conciliar mejor vida laboral y personal.

Y esta es una asignatura pendiente en un país como el nuestro que además tiene horarios muy amplios, turnos partidos con una hora mínimo para comer, se empieza a trabajar tarde, en comparación con el resto de Europa y se acaba mucho más tarde todavía. Y muchos sienten que así viven para trabajar, no trabajan para vivir.

Por qué quiero teletrabajar en lugar de ira la oficina

La pandemia y el gran experimento de teletrabajo forzoso ha cambiado un poco la situación. Muchos se han dado cuenta de la ventaja que supone trabajar desde casa, aunque sea parcialmente. Entre otras ventajas tenemos:

  • Ahorro de tiempo en desplazamientos, especialmente importante en las grandes ciudades donde podemos pasar más de una hora para llegar a nuestro lugar de trabajo.
  • Ahorro de dinero también en desplazamientos. No tener que ir cada día al trabajo, especialmente si nos movemos con nuestro vehículo privado, es un ahorro importante en carburantes, más ahora con los precios disparados.
  • Comer en casa, algo que para algunos no supone un ahorro porque igual piden comida fuera, pero para otros si que es mucho más cómodo parar y prepararse algo para comer en tu propia cocina que tener que buscar en bar de menús repleto de gente cuando estás en la oficina.
  • Menos estrés, puesto que se han dado cuenta que muchos de los problemas que se generaban en su día a día, familiares, domésticos, etc. si se puede trabajar en casa al menos parcialmente se pueden resolver fácilmente.

No todo son ventajas. El aislamiento y más problemas para desconectar están encima de la mesa cuando teletrabajamos. Y es un peaje que muchos están dispuestos a pagar porque creen que salen beneficiados con el cambio. 

A muchas empresas les tira para atrás tener que cubrir gastos de los teletrabajadores en sus casas, especialmente si todavía no han podido redimensionar sus oficinas. Pero con el tiempo será más una ventaja que un inconveniente. Por el momento el teletrabajo de forma parcial o en modalidad híbrida, compaginado unos días en oficina y otros en casa parece ser una buena alternativa.

Encontrar la mejor fórmula para cada empresa

Ya no se trata de optar por teletrabajo sí o no. Se trata de facilitar que se pueda conciliar nuestro modo de vida con nuestro empleo, sin que sea necesario sacrificar uno de los dos. O que simplemente si no tengo que ir cada día a la oficina puedo elegir dónde quiero vivir, en lugar de vivir si o sí donde tengo mi trabajo.

Las empresas que sean capaces de ofrecer opciones más atractivas que permitan conciliar a los empleados serán las que tengan más oportunidades para captar más talento  y no tendrán que fiar su oferta solo a un salario cuantioso para atraer a los mejores trabajadores.

Temas
Inicio