Compartir
Publicidad
Publicidad

Innovadores y financieros... igual que patronal y sindicatos

Innovadores y financieros... igual que patronal y sindicatos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace más o menos un mes, con motivo de mi asistencia a unas jornadas de emprendedores, publiqué un post refiriéndome a las conclusiones que había sacado de una ponencia en la que tres responsables financieros hacían referencia a su perfil del emprendedor ideal y a los proyectos que son más susceptibles de obtener financiación.

Manifestaba mi indignación por el desprecio del mundo financiero sobre todo lo que suponga innovación, nuevos desarrollos y todo lo que no pudiera compararse con un modelo ya establecido. Ayer me encontré con un artículo sobre un debate dentro de los actos de la Red Innova y que trata de la falta de diálogo entre innovadores y financieros.

Hay cosas que se dijeron en el debate y que deberían ser evidentes “la innovación necesita tanto de la tecnología, como de la financiación y de la confianza entre inversores y emprendedores” o bien “ hay que buscar un entendimiento personal entre financieros e innovadores, buena parte del éxito del modelo financiero depende de las personas. Tenemos que buscar a un inversor que sea capaz de integrarse en la empresa”.

El modelo sobre el que se asienta el sistema económico-financiero español y al que las pymes y los emprendedores recurren para poder obtener financiación para sus empresas está, eminentemente, bancarizado. Las otras opciones, aparte de bancos y cajas, son recurrir al capital-riesgo (al que solo le interesan operaciones de un volumen de inversión superior al millón de euros) y los business angels que no tienen una implantación suficiente y tienen una filosofía de inversión centrada en los proyectos tecnológicos.

El problema principal es que los bancos no invierten, esa no es su misión. Ellos prestan y cobran con intereses, solo se rigen por criterios de riesgos y rentabilidad. Todo lo que sea nuevo y no tenga un punto de comparación para determinar su riesgo y rentabilidad no es financiable. Ellos no “compran ideas”, sus criterios son totalmente objetivos y los análisis se basan siempre en tangibles.

“Lo ideal, como emprendedor, es encontrar un inversor que te comprenda para llevar adelante el proyecto”, se dijo en ese debate. La cuestión es que si los bancos no invierten, si nuestro proyecto no es lo suficientemente grande como para motivar al capital-riesgo y si pertenecemos a un sector que no entra en el ámbito de actuación de los business angels tenemos poco a lo que recurrir, sólo nos quedan las 3 efes (family, friends, fools) la familia, los amigos o los locos que apuesten por nosotros. En otros países la inversión privada en proyectos empresariales es muy habitual, aquí es poco menos que impensable.

La realidad es que la relación entre innovadores y financieros es como la de la patronal y los sindicatos y así no se llega a ninguna parte.

En Pymes y Autonomos | Fuentes de financiación para proyectos empresariales
Imagen | Fotosuabe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio