Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Es el currículum sin foto una medida eficaz para evitar la discrimación?

¿Es el currículum sin foto una medida eficaz para evitar la discrimación?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que el Gobierno está decidido a cambiar los hábitos laborales en España. Si hace unos días propuso una serie de medidas para que la jornada laboral acabase a las seis de la tarde, la nueva ocurrencia del Ejecutivo es eliminar la fotografía y otros datos personales de los CV con el objetivo de evitar la discriminación por sexo en los procesos de selección.

Pero, ¿cuánto recorrido puede tener esta propuesta? ¿Es cierto que los departamentos de recursos humanos se fijan tanto en los aspectos físicos del candidato más allá de su experiencia o formación?

Ya existen límites a la discriminación

Lo cierto es que, en la actualidad, ya existen ciertos límites a la discriminación por sexo en las entrevistas de trabajo y procesos de selección. No te pueden preguntar nada que tenga ver con tu salud, origen étnico o extracción social y se vigila muy de cerca la posibilidad de que existe discriminación o prejuicios sobre alguna discapacidad real o percibida.

Evidentemente, esto se traduce en que el entrevistador no puede tomar ninguna decisión basándose únicamente en la fotografía del candidato. Debe juzgar únicamente las capacidades y el potencial del futuro empleado tomando en cuenta sus habilidades y su experiencia laboral.

A esto hay que añadir un factor fundamental en las empresas: su imagen corporativa. Ninguna empresa quiere ser considerada como un mal sitio para trabajar o un lugar donde se discrimine por razón de sexo. El boca a oreja constituye un elemento que todas las compañías tienen en cuenta cuando se dan a conocer, y este tipo de prácticas, desde luego, no ayudan.

Pero, ¿las empresas contratan por las apariencias?

A igualdad de condiciones, la apariencia es un valor añadido, pero no debería ser el criterio principal para seleccionar a un candidato. Sin embargo, existe jurisprudencia en la que los tribunales de justicia aceptan que en ciertos trabajos de cara al público, se valore la buena presencia a la hora de seleccionar un candidato.

En la práctica, la apariencia sí sirve como filtro, especialmente enposiciones de mayor autoridad. Según varios estudios de universidades australianas y estadounidense, se ha llegado a demostrar que la percepción física que se tiene sobre ciertas personas puede ser un elemento discriminatorio, especialmente en términos de salario.

De hecho, según la Universidad de Florida, una mujer que pese 11 kilos menos que la media puede llegar a ganar 10.947 euros anuales más. La mujer que supere en 11 kilos la media podría llegar a percibir hasta 9.734 euros menos.

No obstante, eliminar del CV cierta información, como los datos personales o la propia fotografía, no siempre sería un buen argumento para evitar la discriminación. Las empresas tienen mecanismos más que suficientes para averiguar la apariencia física de una persona y, en todo caso, siempre solicitarán una entrevista presencial o por teléfono. Parece que la propuesta de la ministra Dolors Monserrat no tendrá mayor recorrido, o eso parece.

En Pymes y Autónomos | ¿Debo quitar formación de mi CV si quiero acceder a un puesto de menor cualificación?

Imagen | loufre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio