Compartir
Publicidad

El móvil no viaja con los trabajadores por vacaciones

El móvil no viaja con los trabajadores por vacaciones
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los problemas de tener un teléfono móvil que se facilita a empleados y otras empresas es que constantemente nos llaman por esta vía en lugar de contactar directamente con la empresa. Al fin y al cabo está para eso, pues es una forma sencilla de hablar con nosotros. El problema surge cuando las llamadas se producen fuera de horario laboral o en vacaciones, donde el móvil no viaja con nosotros.

En muchos casos si tenemos un teléfono de empresa lo ideal es dejarlo desviado a otro compañero o al fijo de la oficina donde se recibirán las llamadas. Lo malo es que muchas veces hemos dado nuestro teléfono particular por diferentes motivos y ahora tenemos que asumir las consecuencias.

Lo ideal en estos casos es restringir las llamadas sólo a los números conocidos, algo sencillo de hacer. De esta forma si nos llama un cliente que no está en agenda simplemente el teléfono aparecerá como no conectado. Lo mismo ocurre con la mensajería instantánea, que puede limitarse en notificaciones a unos cuantas horas al día, o simplemente obviar algún mensaje laboral.

Es fundamental no dejar al cliente desatendido, por eso los desvíos, pero igualmente importante es la necesidad de desconectar y descansar, para volver al trabajo con las pilas cargadas. Es fundamental ya que de otra forma acabaremos pagando con una merma de productividad durante todo el año.

El caso más peliagudo es el de los autónomos, que no tienen opción de desviar el teléfono más que a su contestador, una alternativa que puede ser de ayuda si personalizamos el mensaje indicando que estamos de vacaciones con conexión limitada. Si hemos limitado las llamadas entrantes, siempre podemos organizarnos para tener un par de momentos a lo largo del día para comprobar el contestador y ver si realmente hay algo urgente.

Parece que en un mundo hiperconectado, descansar del trabajo cada vez es más complicado. A veces el principal inconveniente es nuestra incapacidad de apagar el teléfono, nos hemos vuelto tan dependientes que ni siquiera pasa por nuestro pensamiento hacerlo, y esto al final se convierte en un problema porque genera estrés innecesario durante nuestro tiempo de descanso.

En Pymes y Autónomos | Desconectar del trabajo en vacaciones, algo cada día más difícil para los autónomos

Imagen | Martin uit Utrecht

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio