Compartir
Publicidad

El despido: Aspectos a considerar

El despido: Aspectos a considerar
0 Comentarios
Publicidad

Mientras nuestros partidos políticos deciden si estamos o no en época de crisis, la realidad de la calle es que muchos clientes, ante la incertidumbre, deciden quedarse a la expectativa y anulan pedidos a sus proveedores, los cuales no tienen más remedio que ajustar el personal a las necesidades reales.

Este ajuste de personal no es una solución agradable, ni para empleado ni para el empresario. Todos los que os habéis enfrentado en algún momento ante este tipo de situación lo sabéis por experiencia.

En cambio, otros que por suerte todavía no han tenido que llegar a este punto, se enfrentan a esta situación por primera vez, por lo que deberían tomar en consideración ciertos aspectos del acto de despido:

  • Estrictamente necesario. La decisión tomada debe estar totalmente motivada y fundamentada, no se trata de una decisión aleatoria ni tomada por impulsos.
  • Honestidad. Se deben explicar los motivos de forma clara y sencilla, para no dar lugar a equívocos, ni malas interpretaciones.
  • Empatía. Todos sabemos que detrás de un trabajador hay una situación que no siempre conocemos, una familia, unas necesidades, y que la falta de empleo puede conllevar una merma económica importante, intentemos ponernos en su lugar y hacer el acto lo más llevadero posible.
  • Ofrecer una salida. No es obligatorio, pero sí es aconsejable realizar el ofrecimiento de confeccionar una carta de recomendación, o incluso, depende del tamaño de la empresa, llevar a cabo un proceso de recolocación o de outplacement.

Por último debemos tener en cuenta, que nuestros trabajadores también ayudan a crear una imagen de nuestra empresa de cara a terceros, por lo que un trabajador que haya sufrido una extinción contractual “traumática”, puede generar una mala imagen de la misma a nuestros clientes o proveedores, simplemente a través del boca oreja, aunque en la actualidad existe también la posibilidad de contar estas experiencias a través de blogs o páginas web, por lo que un simple hecho, a priori con una reducida repercusión puede llegar a comentarse a nivel nacional, con el consecuente perjuicio para nuestros intereses.

Foto:Genakaku

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio