El caso Deliveroo y cuando tu modelo de negocio no soporta un incremento de los costes laborales

El caso Deliveroo y cuando tu modelo de negocio no soporta un incremento de los costes laborales
Sin comentarios

Deliveroo se marcha de España. Según la propia empresa esta medida no se toma porque entre en vigor la ley Rider el próximo 12 de agosto, la fecha en la que expira el plazo dado por el Gobierno a las empresas para que regularicen la situación de sus trabajadores. Pero lo parece y deja una sospecha en el aire, que empresas de este tipo de la mal llamada economía colaborativa tengan un modelo de negocio que no soporte un incremento de los costes laborales para hacer que no sean rentables.

O al menos no con un nivel de rentabilidad que les garantice otra ronda más de financiación. Porque esta cuestión no deja de ser básica para saber como operan este tipo de startups. La rentabilidad tiene que ser muy buena, mucho más alta que la de cualquier otra empresa o se deja de invertir en ellas y tienen el riesgo de desaparecer.

Visto desde otro prisma, Deliveroo estaba perdiendo la partida con Glovo o con Uber Eats fundamentalmente. En muchas ciudades era el tercer o cuarto operador, es decir, no es la empresa dominante del sector y para recuperarlo se necesita invertir, y para invertir asegurar altas rentabilidades y para ello, la regulación laboral que introduce la ley rider hace que no sea tan fácil.

Y a los restaurantes y locales, que ya les pegan un buen bocado en el porcentaje de la comanda que les quitan por repartir sus pedidos, no les van a exigir más. De hecho lo normal es que que mercado después de pasadas las restricciones se estabilice. Muchos locales no ven negocio con actividad normal en servir a domicilio a través de estas plataformas.

Si les parece interesante el complemento, pero han comprobado como el gasto medio por cliente es mucho más alto cuando acuden al local, la rentabilidad más alta cuando vienen los propios clientes a recoger su pedido o se encargan ellos mismos del reparto a domicilio.

Lo preocupante es que este modelo de negocio se extienda y se consolide a costa de crear un trabajo muy precario, de mala calidad, muchas horas y donde solo a unos pocos les sale a cuenta cuando tienen que pagarse la cuota de autónomos completa y se ha terminado la tarifa plana.

Imagen | cottonbro en Pexels

Temas
Inicio