Compartir
Publicidad

Mimar al cliente, otra estrategia de marketing de ventas

Mimar al cliente, otra estrategia de marketing de ventas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen múltiples términos dentro del marketing. Sobre todo los que hacen alusión a cerrar una venta. Pero durante el proceso, existen otros factores igual de importantes: sin una buena actuación en el teatro no suenan los aplausos. Y en el proceso de compra si el trato no es el adecuado, adiós a unos ingresos.

Un buen vendedor de cara al público puede haber recibido una buena formación pero hay algo abstracto que se da o no se da en la gente, y es ese don para conectar con los demás. De hecho, muchas personas que buscan trabajo, evitan presentar su candidatura si hay trato con el público porque no podrían afrontar la situación, lo cual es lógico.

Hay empresas que tienen verdaderas joyas entres sus empleados.

Son de una especie que ya no queda: pacientes, involucrados con su trabajo, amables, les gusta el trato con otros seres humanos y no les molesta su presencia cuando entran en su tienda o para la franquicia que trabajen.

Vendedor atento

Los clientes no solo demandan un producto o servicio, sino que también demandan atención. Una de las bazas para competir con el comercio electrónico es recuperar esa comunicación con el cliente.

Un trato personal y afable es una forma de proporcionar atención y a la vez ser resolutivo. Saber escuchar es lo que cierto tipo de cliente poco amigo de las nuevas tecnologías necesita.

Se requiere paciencia puesto que no todos los días se tienen ganas de conversar pero dejar escapar a un cliente hoy día es tan nocivo como que no entre nadie por la puerta.

Vender por encima de todo cuidando las formas

La estrategia de ventas puede llegar a ser dura incluso en un pequeño comercio. Un cliente que se ha desplazado hasta una tienda física es un regalo, y aunque aquella frase tan manida: "el cliente siempre tiene la razón" no es cierta, hay que apostar por la amabilidad al 100% por encima de cualquier aspecto.

Ser humildes y reconocer que no se tiene un producto o asesorar siempre dentro de lo veraz, nada de hablar mal de la competencia ni de otras compañías.

Comprar por Internet es fácil y cómodo. Pero que una persona te dedique su tiempo, te trate con respeto, y cree un ambiente relajado es más valioso que cualquier golpe de clic.

Si buceamos por la red encontraremos libros o manuales de venta interesantes y algunos que directamente no aportan nada. El quid de la cuestión antes de que el coach entrara también en el área de las tiendas de toda la vida es: tratar mejor que bien a nuestro cliente.

En Pymes y Autónomos|El servicio al cliente será más importante que el producto

Imagen|PublicDomainPictures

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio