Compartir
Publicidad

Los errores de las pequeñas empresas en Twitter

Los errores de las pequeñas empresas en Twitter
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las redes sociales representan un reto para las pequeñas empresas. No sólo por que se trata de una nueva herramienta de comunicación para ellas, sino porque representa un 'cambio de chip' decisivo. Ahora, la voz de los usuarios, de sus potenciales clientes, tiene más fuerza que nunca. Saber gestionar eso es fundamental. En ese trabajo, surgen algunos errores dignos de resaltar.

  • Cantidad sobre calidad. La obsesión por los grandes números es muy común entre las empresas. Pensar que cuantos más seguidores se aglutinan, mejores resultados se obtendrán significa que, a mi modo de ver, se ha entendido muy poco de la filosofía de la red social. El número da igual, si detrás de él no hay algo más: interacción, diálogo...

  • Spam. Las redes sociales son un territorio que, por naturaleza, no está especialmente pensado para las marcas. Es más, éstas suelen tener poca cabida con la forma tradicional que han tenido de comunicarse. No en vano, se trata de espacios de interacción entre personas, de comunicación. Entrar como elefante en una cacharrería 'vendiendo' tu mensaje de manera burda es la mejor idea para lograr un rechazo general.

  • No medir. Se traduce en ir a ciegas, sin saber qué resultados se obtienen y, sobre todo, qué acciones funcionan y cuáles son un completo fracaso. No diferenciarlo a través de las cifras que arrojan la actividad diaria en la red significa perder una oportunidad de oro para mejorar.

  • No dosificar. Tiene algo que ver con el segundo de estos errores. Se trata de las consecuencias de la desorganización: horas y horas (e, incluso, días y semanas) sin actividad para luego volver con una gran cantidad de mensajes. Esa inconsistencia es un error que se paga caro.

  • 'Robotizar' la presencia. Este es el otro extremo: caer en el error de una automatización extrema, de una falta de compromiso con el diálogo y la interacción con los seguidores y usuarios.

  • Mirar siempre hacia adentro y casi nunca hacia afuera. Los enlaces a la última nota de prensa, los anuncios oficiales, las fotografías de la presencia en la feria sectorial de la semana pasada... Se quiera entender o no, eso ya no vale y menos en estas plataformas sociales. Las empresas deben dejar de mirarse a sí mismas, para trasladar el foco a sus seguidores, a lo que ellos buscan.

En Pymes y Autónomos | Cuatro preguntas (y respuestas) sobre las redes sociales que se hacen muchas pequeñas marcas, Cuatro miedos en las empresas por el 'aterrizaje' en las redes sociales

Imagen | Rosaura Ochoa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio