Comprar online y recoger en tienda, un servicio ofrecido ya por uno de cada dos negocios

Comprar online y recoger en tienda, un servicio ofrecido ya por uno de cada dos negocios
1 comentario

Las restricciones sanitarias que obligan a cerrar a limitar aforos o reducen la movilidad de las personas han obligado en muchos casos a cambiar la forma de comprar lo que necesitamos. También de vender, aun así no deja de sorprender que uno de cada dos negocios ya ofrezca la alternativa de comprar online y recoger en tienda. En concreto el porcentaje en España se sitúa en el 48%, similar a Francia con el 40% o Reino unido con el 51%.

Locales de restauración lo ponen en marcha con su servicio de Para Llevar, donde el cliente encarga el pedido y pasa a recogerlo. Pero también otros muchos negocios de alimentación o de todo tipo de artículos, desde bricolaje o reparación hasta deportivos o de ocio. Quizás esta sea la razón de que el aumento del porcentaje sea tan notable en nuestro país.

Esta cuestión es muy habitual que esté a disposición de los clientes si ya tenemos una tienda online. De esta forma en muchos casos se ahorran gastos de envío y recogen sus compras en el horario que más les interesa, sin tener que estar pendientes de repartidores. Pero en el comercio tradicional muchos no tienen tienda de venta por Internet.

Igualmente para ponerlo en marcha no es estrictamente necesario disponer de este canal. Muchos negocios, incluso desde antes de la crisis del coronavirus, ya lo ofrecían a sus clientes habituales como una manera de tener preparados sus pedidos y evitar que hicieran colas. Encargamos por WhatsApp y recogemos y pagamos al llegar a casa.

En otros casos herramientas como Bizum se han convertido en el medio de pago perfecto para aligerar todavía más esta transacción. Pero en todos los casos es imprescindible contar con la confianza del cliente. Y esto es algo que los comercios de proximidad tienen mucho más fácil que los que venden por Internet, ya que tienen mucha más cercanía con sus clientes.

La parte positiva es que se fideliza a los consumidores y se aprovechan momentos en los que no hay tanta afluencia de público para la preparación de estos pedidos. Es una tendencia que ha llegado para quedarse en muchos casos, puesto que representa más comodidad para el cliente y también más rapidez en la recogida de los pedidos.

Imagen | StockSnap en Pixabay

Temas
Comentarios cerrados
Inicio