Publicidad

Black Friday, ¿puede resistir el cliente sin comprar?

Black Friday, ¿puede resistir el cliente sin comprar?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A todo el mundo le gusta aprovechar las ofertas. Nos jactamos de haber conseguido un verdadero chollo y quizás parte de esta tendencia es la responsable del éxito del Black Friday. ¿Puede resistir el cliente sin comprar? Lo cierto es que se hace difícil, incluso aunque no necesite nada.

Por un lado están aquellos que están pensando en adquirir un producto y esperan a esta semana de descuentos para ver si lo pueden conseguir más barato. En este caso más o menos tienen un seguimiento de los precios o el modelo concreto que les gusta y esperar al Black Friday puede ser una buena opción. Para los comercios como mucho se retrasa a final de mes la compra y con algo menos de margen.

Luego están los consumidores que compran de forma impulsiva. Y estos suponen un verdadero chollo para las empresas. Porque generalmente no han contrastado precios. Simplemente un descuento de un 30% les parece razón suficiente para comprar, aunque el precio sea más alto y el total a pagar no se diferencie mucho de lo que hubieran pagado en otro momento del año.

No todos los productos con descuento en esta campaña son un chollo. Las empresas mezclan algunas ventas con una rebaja muy atractiva para servir de gancho ante los consumidores, que luego quizás no pueden comprarlo porque ya no quedan unidades disponibles, pero acaban por adquirir otro con menos descuento o algo más caro.

Es una buena opción para sacar stock de otras temporadas, productos que igualmente hay que rebajar porque ya es más complicado darles salida. Y por el contrario productos de última temporada será mucho más complicados verlos con un buen precio o un descuento realmente atractivo.

Y este año se da la circunstancia que está muy cerca de la época de Navidad, por lo que muchos pueden ir comprando productos que serán regalos. Lo malo para el comercio tradicional es que esta mordida al presupuesto puede ser importante y esto supone menos dinero para gastar en Navidad, donde se juega buena parte de la facturación del año para muchos establecimientos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir