Compartir
Publicidad

Tiempo libre, el regalo más deseado por los autónomos

Tiempo libre, el regalo más deseado por los autónomos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para los autónomos y los freelances el tiempo es uno de sus principales patrimonios. Por unas cosas o por otras, acabamos trabajando la mayor parte del tiempo que no estamos durmiendo, eso cuando podemos dormir. Por eso un buen regalo para un autónomo en Navidades es el tiempo libre.

Y puede ser un regalo que nos hagan aquellos que están cercanos a nosotros o también un autoregalo, como algo que el autónomo o freelance pueden mejorar gestionando mejor sus tareas, su productividad para lograr pasar más tiempo disfrutando de aquello por lo que están trabajando con tanto empeño.

El tiempo es algo que ganas con buenos hábitos de trabajo

Podemos invertir en herramientas para ganar tiempo libre. Comprar una herramienta más eficaz que la que estamos utilizando actualmente, ya sea un ordenador, añadir otra pantalla o una máquina de taladrar, pero es algo que no nos dará resultado si no eliminamos los hábitos que nos hacen perder nuestro tiempo.

La clave está en mejorar nuestros hábitos para trabajar de forma más productiva. Para ello es clave mejorar nuestra capacidad de concentración cuando estamos trabajando. Nos centramos en una tarea y procuramos que nada nos interrumpa mientras la estamos ejecutando. Una vez finalizada podremos prestar atención a otras cosas.

¿Cuántas veces dejas lo que estás haciendo por estas interrupciones? Seguramente no somos conscientes de ello, pero el número de parones es muy elevado. Una llamada telefónica, un correo que nos llega, una notificación en el smartphone, etc. Y cada vez que volvemos sobre nuestro trabajo nos cuesta un poquito más recuperar el hilo, volver a concentrarnos para seguir allí donde lo dejamos.

Es similar a cuando vamos a trabajar y estamos en un atasco, paramos y volvemos a arrancar de forma sucesiva. No sólo no avanzamos a la velocidad que deseamos, sino que también gastamos más gasolina. Esto ocurre con nuestra capacidad de concentración, a más interrupciones, más cansancio vamos acumulando. No estamos tan frescos y nos cuesta un poco más volver sobre lo que habíamos dejado pendiente.

La dilatación de las tareas

Pero luego también existe otro problema al que se puede enfrentar el autónomo cuando no tiene mucho trabajo. Se tiende a dilatar la ejecución de una tarea para que ocupe todo el tiempo disponible. Da igual que sea grande o pequeña, si no acotamos nuestro tiempo, nos ponemos un deadline, acabaremos utilizando todo el día para una tarea que en otras circunstancias nos llevaría un par de horas.

Eso cuando no entramos en el círculo de la procrastinación de las tareas, dejándolas aparcadas para otro día y al final acumulando mucho retraso en su ejecución. Todos ellos son hábitos que debemos cambiar, que podemos cambiar y que nos van a dar ese tiempo libre que tanto deseamos.

Este tiempo libre además nos permitirá entrar en la rueda de la producitividad. Como tenemos tiempo libre, desconectamos mejor del trabajo, y cuando volvemos al mismo tenemos más facilidad para concentrarnos, más agilidad mental y las ideas surgen fluyen. No es un trabajo fácil. Abandonar los malos hábitos requiere de una gran disciplina personal, ahora el resultado que obtenemos merecerá la pena.

En Pymes y Autónomos | La adicción al trabajo y sus consecuencias

Imagen | geralt

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio