Compartir
Publicidad

El tamaño importa y mejor si tenemos dos pantallas para trabajar

El tamaño importa y mejor si tenemos dos pantallas para trabajar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los aspectos que ayuda mucho a mejorar la productividad de los trabajadores es utilizar una pantalla más grande de la que tienen actualmente o dos si es posible. Esto tiene una inversión muchas veces mínima que vamos a amortizar rápidamente. Y no sólo a través de una mejora de la productividad.

Para introducir una segunda pantalla en un puesto de trabajo lo único que necesitamos es que la tarjeta gráfica admita otra conexión. Basta con mirar si además de la conexión que está ocupada tenemos otra libre justo al lado, que puede ser de tecnología diferente. Las más habituales son VGA, DVI y HDMI. Si tenemos un portátil seguramente tendremos otra en un lateral donde conectar la segunda pantalla.

Si la tarjeta gráfica no lo admite siempre podemos sustituir la que tenemos en el equipo por una superior. Las tenemos desde 30€ en adelante, siempre mejor asesorarnos para que la que hemos adquirido sea la adecuada para poder conectarla en el ordenador. La segunda pantalla muchas veces tenemos puestos de trabajo que ya no se utilizan, equipos que han quedado en desuso, etc.

Lo ideal es utilizar el modo escritorio extendido, es decir, que tenemos ventanas que podemos ver tanto en una pantalla como en la otra, a nuestra elección como si sólo tuviéramos una. También podemos situar las pantallas en vertical, siempre que la tarjeta gráfica admita este modo, una opción muy interesante si lo que nos interesa es mantener un documento o archivo visible en la mayor extensión posible.

También podemos optar por adquirir una pantalla nueva, pero de mayor tamaño. De esta forma, la vieja queda para montar otro puesto informático con dos pantallas y mejoramos dos puestos con una única inversión. El tamaño recomendable es el de 24", fundamentalmente porque nos permite trabajar con dos documentos de texto en paralelo. Aquí nos será muy útil el atajo de teclado de Windows WIN + flecha derecha / izquierda, que nos coloca la ventana de la aplicación activa ocupando exactamente la mitad derecha o izquierda de la pantalla.

De esta forma los trabajadores que tienen que pasar información de un documento a otro, de una aplicación a otra, mejoran mucho su productividad. A la vez va a suponer un ahorro de impresión, porque lo que muchas veces imprimíamos para leer y pasar datos, ahora nos lo tenemos en pantalla. Pero también es una ventaja si trabajamos de forma habitual con varias ventanas abiertas a la vez.

Por último, si lo que nos preocupa es el consumo eléctrico, posiblemente la pantalla de 24" que hemos adquirido consuma menos que la antigua TFT a la que sustituye, así que por este lado podemos estar más o menos tranquilos. Si tenéis la oportunidad de probarlo, desde luego no os arrepentiréis, lo malo es que puede que luego no queráis volver atrás.

En Pymes y Autónomos | Cómo conseguir renovar y mejorar el parque informático de la empresa a coste cero, o casi

Imagen | Michael Kroepfl

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio