Compartir
Publicidad
Sin empleo y mayor de 45 años, ¿ser autónomo como oportunidad o como obligación?
Management

Sin empleo y mayor de 45 años, ¿ser autónomo como oportunidad o como obligación?

Publicidad
Publicidad

Para muchos empleados perder el trabajo supone un freno importante en sus carreras profesionales. Pero lo cierto es que si además estos se produce en un momento de madurez, en la década de los cuarenta, se puede convertir en un drama ya que lo tienen realmente difícil para encontrar un nuevo trabajo. Por eso muchos mayores de 45 años lo que se plantean es establecerse por su cuenta como una obligación más que una oportunidad.

Las principales barreras que se tienen con más de cuarenta años para conseguir un nuevo empleo se deben a una sobrecualificación para la vacante publicada, más responsabilidades familiares y una menor capacidad para ser flexible en los horarios, la demanda de un salario más alto que trabajadores más jóvenes que buscan "hacer curriculum" o problemas derivados de la brecha tecnológica y falta de reciclaje.

Veteranos y sobradamente preparados

Y sin embargo se puede decir que se encuentran en el mejor momento de su carrera profesional, donde ya tienen experiencia sobrada para saber cómo funciona el mundo laboral, afrontar los picos de trabajo y manejar la presión, etc. Además en su campo suelen tener la experiencia suficiente como para ser resolutivos desde el primer día.

Saben manejarse en situaciones conflictivas que pueden surgir para que el trabajo salga adelante sin que enturbie el ambiente. Es cierto que se pueden encontrar en algún momento incómodos si tienen jefes más jóvenes, con diferentes perspectivas de negocio, pero en general se adaptan bien a los equipos de trabajo.

Ser autónomo para muchos trabajadores veteranos supone una liberación para hacer el trabajo como ellos quieren, sin nadie que les imponga métodos o modelos con los que no están de acuerdo

Si se sienten valorados o no encuentran una oportunidad laboral que les satisfaga muchos de ellos se plantean hacerse autónomos. Capitalizar el paro y montarse el negocio por su cuenta es una oportunidad para aquellos que tienen muy claro como quieren hacer las cosas. Además suelen afrontarlo con la certeza de que van a trabajar muchas más horas, pero que los beneficios serán para ellos mismos.

Quizás el principal inconveniente que muchos encuentran, su handicap, es la captación de clientes. A poco que consigan la masa crítica suficiente para hacer viable su negocio la cosa funciona, pero si después de un par de años no lo logran, muchos aprovechan la primera oportunidad que tienen y vuelven a trabajar por cuenta ajena.

Además ser un buen profesional, ser muy bueno en tu trabajo, no significa que luego se puedan manejar igual de bien otras situaciones que el trabajo autónomo implican, como los tiempos de entrega, saber decir que no cuando es necesario, saber coordinar un equipo de trabajo si las cosas nos van bien, etc. Cualquiera de ellas puede hacer que nuestro empeño como trabajadores autónomos no llegue a buen puerto.

En Pymes y Autónomos | Soy mayor, tu empresa me necesita

Imagen | TeroVesalainen

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio