Compartir
Publicidad
Publicidad

Si vas a trabajar en vacaciones no esperes una conexión de Internet de calidad

Si vas a trabajar en vacaciones no esperes una conexión de Internet de calidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Muchos profesionales o autónomos planifican esa semana o diez días de vacaciones que se pueden permitir cada año con mimo. Uno de los requisitos que suelen buscar es tener una conexión WiFi en su alojamiento. Pero si vas a trabajar en vacaciones no esperes una conexión de Internet de calidad.

Sobre todo si lo que se busca es una zona rural, pero también en determinadas zonas de costa, que no dejan de ser una zona rural, donde la densidad de población se multiplica en los meses de verano. En muchos casos la llegada de la fibra es inexistentes y tenemos suerte si hay una ADSL convencional a nuestro alcance. Si tenemos que recurrir al ADSL rural, con 1 Mb de ancho de banda casi podemos olvidarnos de trabajar.

Tal vez el error es irse de vacaciones y trabajar. Pero muchos autónomos y profesionales simplemente no tienen elección. Necesitan estar conectados con sus clientes. En este caso muchas veces confían en su conexión 4G y cuando llegan a su destino se dan cuenta que estas redes también se encuentran saturadas, ya que el número de terminales conectados a la antena de turno provoca una lentitud extrema.

Lo normal es que si se apuesta por un hotel estos servicios de conexión tengan más calidad. Aquí el inconveniente suele ser la seguridad. Muchas veces este tipo de redes no están correctamente planificadas y puede que nuestra información se comparta con los demás con los que estamos conectados.

Siempre surge la pregunta, ¿quién va a querer robar mis datos? No es esto tanto el tema, entendemos que se tendrá cuidado y no se introducirán datos financieros, pero si alguien que se conecta a esta red, abre un correo electrónico con un virus tipo ransomware y comienza a expandirse por la red que no está bien aislada, nada impedirá que llegue a nuestro ordenador.

Por eso en muchos casos la mejor opción es localizar algún centro de negocios, algún coworking donde podamos acudir en caso de necesidad, estar una mañana resolviendo los problemas y volvernos a nuestras vacaciones con todo solucionado rápidamente. Lo malo es que estos lugares suelen estar en ciudades más grandes y no tanto en las zonas rurales. Al final lo mejor es intentar no trabajar o armarse de paciencia en caso de tener que hacerlo.

En Pymes y Autónomos | Trabajar en vacaciones, una cuestión de actitud

Imagen | Photo-Mix

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos