Ser productivo no es lo mismo que trabajar muchas horas

Ser productivo no es lo mismo que trabajar muchas horas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

A veces tendemos a confundir los términos. Parece que si trabajamos más horas, si tenemos más tiempo a la gente en su puesto de trabajo van a poder realizar más tareas. Y no es así, de hecho es al contrario, se tiende a perder productividad a medida que se avanza durante la jornada laboral. Por eso ser productivo no es lo mismo que trabajar muchas horas.

La medida la tenemos clara con el presentismo. Muchas horas pasadas en la empresa y pocas tareas resueltas. Eso sí, una gran vida social en la oficina, mucha cultura de empresa, mucho ponerse la camiseta corporativa y pasar más tiempo con los compañeros de trabajo que con la familia o los amigos. Pero con la productividad tendiendo a cero.

Por eso no entiendo muy bien por qué en determinados ambientes se busca que se trabajen más horas. Que se aumente el tiempo que pasamos en las empresas. Algo que, a mi modo de ver, solo tiene una justificación con empleos de atención al público donde la productividad no importa, solo cuánto podemos extender el horario de atención al público.

Pero cuidado, que esto no significa necesariamente que vayamos a facturar más. Y este es el gran error en muchos casos del pequeño comercio. Muchas horas abiertos para facturar poco, aún así no pueden competir con plataformas digitales que están siempre abiertas y a un par de clic para que los clientes compren cualquier cosa.

Luego está el concepto de que trabajar más horas supone trabajar más, ser más productivo o en definitiva, ser más rentable para la empresa. Y es todo lo contrario. Si se trabajan más horas solo estamos dedicando más tiempo a la empresa o pasando más tiempo en la empresa. No es raro encontrar a un empleado que en su puesto de trabajo realiza gestiones personales si pasa 60 horas a la semana en su puesto de trabajo.

En definitiva tenemos que pensar qué rendimiento obtiene nuestra empresa por cada trabajador que contrata. Y buscar cómo podemos obtener la mejor tasa para que la plusvalía sobre el coste laboral que generan cada uno de ellos sea lo más elevada posible.

Porque si vamos a pensar que podemos ser más competitivos reduciendo costes salariales es un error de base. Siempre habrá algún país que rebaje dichos costes, trabajando más horas y cobrando mucho menos. Y sobre todo porque si aumentamos el número de horas que se trabajan, hay que asumir que la rotación del personal va a ser muy elevada, especialmente si los salarios no están acordes a dichas horas.

He visto a gente hacer muchísimas horas, trabajar por proyectos acabando en tiempo récord a base de no levantar la cabeza, pero a final de mes el sueldo que tenían les compensaba. Y esto durante un tiempo breve, porque prolongado en el tiempo nunca ha acabado bien y los problemas de salud, más pronto que tarde acaban pasando factura. Cuando no era un accidente laboral por saltarse alguna medida de seguridad para ir más rápido.

Temas
Inicio