Compartir
Publicidad

¿Se puede implantar la flexibilidad de horario en la micropyme?

¿Se puede implantar la flexibilidad de horario en la micropyme?
3 Comentarios
Publicidad

Cuando de habla de implantar políticas de teletrabajo, de flexibilizar los horarios de entrada y de salida muchas veces se piensa en empresas grandes, pero nos olvidamos de las micropymes, donde muchas veces un departamento está compuesto por una sola persona. Entonces, ¿se pueden implantar la flexibilidad de horario en la micropyme?

En principio podría parecer más sencillo puesto que al tener menos trabajadores sería más fácil ponerse de acuerdo. Sin embargo, que una persona no venga a trabajar en un momento concreto puede suponer un problema organizativo, de atención a los clientes, etc. Hoy en día existen soluciones a nivel técnico suficientes como para facilitar esta flexibilidad laboral.

Una conexión remota al equipo de la oficina, un desvío telefónico y aplicaciones de mensajería instantánea pueden hacer que trabajar desde casa sea casi como hacerlo desde la propia oficina. Lo que falta muchas veces es la voluntad necesaria para organizar este trabajo de forma que no penalice al resto de trabajadores y departamentos de la empresa.

Otra cosa es la flexibilidad en los horarios de entrada y salida, donde sobre todo en la entrada es más complicado porque implica la organización de las tareas pendientes del día. En este caso, si entramos antes no suele haber inconvenientes, pero si se opta por entrar más tarde se puede condicionar al resto de departamentos de la empresa.

Lo malo es cuando el trabajo tenemos que hacerlo necesariamente en equipo. En estos casos es más complicado establecer esta política de conciliación, aunque no siempre tenemos que trabajar de esta manera. Casi siempre existen soluciones y lo ideal es arbitrar un acuerdo para que todo el mundo quede contento.

Al final es problema es más de voluntad que de otro tipo. Siempre se pueden encontrar soluciones para facilitar la conciliación. Gracias a ello el trabajador tiene una retribución no monetaria que le hace apreciar más su puesto de trabajo, más allá de lo que significa la nómina a fin de mes, le permite ahorrase una serie de gastos que en otra empresa donde la conciliación no sea posible.

En Pymes y Autónomos | La flexibilidad laboral también es un incentivo para el trabajador

Imagen | TBIT

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio