Compartir
Publicidad

¿Por qué tu empresa aleja a los mejores empleados?

¿Por qué tu empresa aleja a los mejores empleados?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En realidad deberíamos plantear la pregunta a nivel personal: ¿Por qué alejas a los mejores empleados? Los clientes están contentos, más de una vez has recibido palabras positivas respecto a un trabajador. Es eficaz, positivo y parece que le gusta tanto su trabajo que la empresa fuera suya.

Pero poco a poco las cosas han cambiado y parte de la plantilla se va difuminando. Sobre todo, los buenos. Los trabajadores que son valiosos y su actitud repercute en el resto de sus compañeros. ¿Por qué una empresa dejaría partir a un trabajador valioso?

Problemas de antaño en la empresa del futuro

Esta pregunta no es nueva y leer sobre este asunto es un misterio para muchos trabajadores. Te entregas en cuerpo y alma a un trabajo porque te gusta, acudes a él con ilusión y hay un buen ambiente. Te preguntas a diario la razón de que la empresa o alguien en concreto desea que te marches.

No hablamos de egos ni de miedo a que un puesto pueda desaparecer por un empleado brillante, hablamos de poca visión de negocio. De algo más que común en las organizaciones. Si las charlas motivacionales, los libros para mejorar relación jefe/empleado fueran trasladadas a la realidad, hablaríamos de un mundo perfecto.

Errores que hacen que los trabajadores huyan para no volver a tu empresa

  • La empresa no es el problema, pero el jefe sí. Más de la mitad de los trabajadores que dejan sus puestos lo hacen por la relación que tienen con su jefe. Nada nuevo bajo el sol.Los jefes que no se preocupan por la gente obviamente tienen más probabilidades de que sus trabajadores se marchen. Trabajar ocho, diez horas para alguien que solo se preocupa por los resultados y no sabe ni tu nombre no es un aliciente.

  • La diversión no es un peligro para la productividad. No hace falta montar un parque lleno de atracciones ni que los trabajadores puedan jugar en horas de trabajo. Pero tampoco se trata de fomentar un clima donde la apatía y la seriedad está mal entendida. ¿Se trabaja más porque al jefe le pone nervioso que los empleados bromeen?

  • Si un trabajador destaca, mantenerle informado de lo que sucede en la empresa es un acierto. Asignar tareas sin pensar en el perfil del trabajador no es un acierto. Los empleados que destacan suelen cargar con más responsabilidades, les gusta y se preocupan porque el trabajo salga bien. ¿No merecen entonces saber el objetivo por el que se está luchando en la empresa? Dar por hecho que se puede contar con ellos mientras se sienten alienados y desmotivados es invitarles a marchar.

Elogia el trabajo bien hecho, no vivas de las rentas. Tal vez, hace un año en una cena de empresa fuiste amable con ese empleado que lo da todo. Quizás le diste una palmada en la espalda y lo pusiste en un compromiso delante de sus compañeros.

¿Eso es motivar? Todo el mundo quiere reconocimiento, y nadie lo necesita más que alguien que se esfuerza y lo da todo. Si recompensas los logros personales estarás demostrando que prestas atención a su trabajo diario.

Los superiores deben comunicarse con sus subordinados para descubrir qué es lo que les hace sentirse bien quizás un aumento de sueldo o reconocimiento privado para recompensarles por el trabajo bien hecho.Y no, no es nada complicado de hacer y sí muy valioso si no deseas que un buen trabajador se marche por falta de reconocimiento.

En Pymes y Autónomos|Cómo debería ser el empleado ideal para las empresas

Imagen|MIH83

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio