Compartir
Publicidad
Publicidad

Manipula a tus empleados

Manipula a tus empleados
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Hay jefes y jefes, todos lo sabemos, pero ¿cual es la característica imprescindible para ser un buen jefe? Ser lider. Un jefe puede ser un magnífico gestor planificando, organizando y controlando toda la empresa, pero si este jefe no influye directamente en sus subordinados para que lo sigan y realicen las directrices marcadas por él, nunca podrá ser un buen jefe.

Este jefe tiene que ser un lider. El lider, por definición, es la persona que consigue que otros individuos lo sigan porque consideran que les va a  proporcionar un camino para conseguir sus propios anhelos, deseos y necesidades. Pero, ¿no consiste esto mismo en motivar a los empleados?  

Esta reflexión, nos lleva a pensar que para motivar, tenemos que manipular, consentidamente o no, al individuo, de tal forma que pierda sus directrices básicas de conducta e intenciones, y siga las que nosotros le marcamos dentro de la empresa. Esta teoría está en línea, tal y como comentábamos en este post, de la necesidad de diseñar rutas automotivantes a nivel laboral de los empleados.

Si realizamos estos diseños manipuladores en la empresa, la "personalidad laboral" del empleado pasa a un segundo plano, y la figura del jefe como  agente motivante, no deja de ser la de un manipulador de conducta, para favorecerse de una relación simbiótica entre la empresa y el empleado; reportamos autorrealización al trabajador y la empresa dirige al empleado por las rutas previstas.

Para conseguir una motivación continua de la plantilla necesitamos que:

  • El verdadero motivador y jefe tiene que ser un lider con fuerza natural innata.
  • La manipulación de los individuos de la empresa tiene que llevarse a cabo con sutilidad, ofreciendo recompensas automotivantes para los propios trabajadores.
  • Ejercer el poder que ostenta el jefe como parte implícita de la motivación y manipulación de los empleados, como herramienta para conseguir nuestros objetivos.

Aquel jefe que tenga el suficiente carisma, capacidad de uso del poder y dotes de liderazgo será quién consiga tener unos empleados realmente motivados.... y muy manipulados. E incluso, es muy probable que nuestros empleados estén contentos.  

En Pymes y Autónomos | Motivar a la plantilla: Misión Imposible 

Imagen | Patricio Bahamondes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio