Compartir
Publicidad

La necesaria desconexión en Navidad, que la tecnología no te impida descansar

La necesaria desconexión en Navidad, que la tecnología no te impida descansar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los descansos son básicos a la hora de retomar nuestro trabajo con más energía. Por eso los lunes y a principio de semana rendimos más, somos más productivos, que los viernes y al final de cada día. Olvidarnos del trabajo y disfrutar de otras actividades ayuda mucho a despejar la mente. Claro que esto no es tan sencillo si estamos siempre pegados a un smartphone. En estos días tenemos la oportunidad de buscar la necesaria desconexión en Navidad sin que la tecnología nos impida descansar.

Se trata de aprovechar estas fechas para olvidarnos un poco del trabajo, de las tareas pendientes, aprovechar para cargar las pilas y volver el año nuevo con las pilas cargadas. Son muchos los trabajadores o autónomos que en estos días del año pueden tener un par de días más de descanso, hacer un puente o fin de semana largo, que en muchas ocasiones además también implica un viaje.

Todo este cambio de ambiente favorece dejar de pensar en los temas laborales. Además muchos clientes que en otros fines de semana nos llamarían al móvil si tuvieran algún problema, en estos momentos tienen un poco más de cuidado y evitan llamar a no ser que sea un tema crítico. En este sentido los mensajes a través de WhatsApps o SMS son algo menos invasivos.

En todo caso lo ideal es buscar una desconexión completa, en casos extremos de forma obligada. A ser posible desviar las llamadas telefónicas a otro número de alguien que esté trabajando en la empresa y dejar toda la tecnología que nos mantiene unidos al trabajo lejos de nosotros. Porque muchas veces somos los responsables de mantenernos pegados a este entorno laboral que nos impide descansar.

Esta desconexión mental es necesaria. No se trata de volver a la oficina y no acordarse de la contraseña de acceso, sino más bien de pasar dos o tres días sin pensar en el trabajo, sin llamadas o mensajes de clientes, sin tener que conectarnos de forma remota a nuestro equipo de la oficina para resolver un incidente, etc. o estar pegado al móvil durante la comida de Navidad.

Lo cierto es que mantenernos alejados de la tecnología nos puede ayudar a volver a retomar nuestro trabajo con energías renovadas. Este pequeño descanso nos permite una mayor capacidad de concentración, lo que al final significa una mejora en la concentración y la productividad que gracias a ello somos capaces de conseguir en nuestro puesto de trabajo.

En Pymes y Autónomos | No existen los superpoderes: el descanso como parte del proyecto de un emprendedor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio