Compartir
Publicidad

La motivación como herramienta para comenzar de cero

La motivación como herramienta para comenzar de cero
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los escenarios pueden ser diversos. Podemos estar en paro desde hace años. Trabajar para una empresa o ser autónomo o pensar que deberíamos montar nuestro propio negocio. Tantos como personas hay en el mundo.

No importa la situación en la que nos encontremos, sino en cómo estamos afrontando cada una de ellas. Sin un empleo, con un trabajo que no nos satisface o con la incertidumbre de iniciar un proyecto, la motivación se convierte en una herramienta para lograr esos objetivos.

¿La motivación es tan importante? Sí. De hecho, dentro de una empresa, para que todo funcione de manera óptima, la motivación debería ir incluida en el sueldo como un extra.

La motivación es el motor que nos impulsa y nos empuja a luchar por nuestras metas diarias, las más pequeñas que al final son las más grandes. Pero conseguir ese estado requiere esfuerzo por nuestra parte y un entrenamiento puesto que no aparece por arte de magia.

Tanto si somos emprendedores, trabajamos por nuestra cuenta o acudimos a diario a una empresa a desempeñar un trabajo que no nos agrada al cien por cien, debemos cultivarla.

Tal vez, a la hora de abrir nuestro negocio, nos sintamos bajos de ánimo y nos dejemos influenciar por los demás con sus mensajes negativos o nulo apoyo, o quizás sean nuestros compañeros de trabajo los que nos provoquen apatía. O si estamos buscando empleo, caigamos en el pesimismo y dejemos de intentarlo.

Mejorar y crecer como seres humanos es igual de importante que conseguir un título o hablar varios idiomas. Si queremos sentirnos plenos y por lo tanto dar lo mejor de nosotros en el ámbito profesional, deberíamos aprender a disfrutar de lo que hacemos aunque el contexto no sea el soñado. Una autoestima trabajada y una dosis de motivación justa serán cruciales para afrontar estas situaciones.

A veces, nuestras metas tardan en cumplirse, lo cual genera frustración e impaciencia, huyamos del derrotismo, pensemos en quienes a lo largo de la Historia han superado circunstancias adversas y siguieron adelante. La motivación, en definitiva, es creer en nosotros cada mañana, valorarnos más y criticarnos menos.

En Pymes y Autónomos|Los tres grandes ingredientes de la motivación: maestría, pertenencia y significado,La motivación y el rendimiento dentro de la organización

Imagen|Alfredo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio