Compartir
Publicidad
Publicidad

La humildad como fortaleza

La humildad como fortaleza
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

La humildad es la antecámara de todas las perfecciones (Marcel Aymé) Hoy día, parece que la agresividad, el destacar por encima de los demás, sea como sea es motivo de orgullo. De tener en cuenta a la hora de pertenecer a un equipo de trabajo.

Como si alzar la voz, ser el primero, escuchar sólo las ideas propias fuera de la mano del liderazgo. La perfección no existe, pero esta frase de Marcel Aymé, nos recuerda que la humildad puede ser la antesala de la perfección. Al menos, de un intento de lograrla.

Un empleado humilde. Un jefe humilde.

Contar con un trabajador humilde no es apostar por alguien que no sea ni productivo ni que carezca de ambición. Trabajar en equipo es una de las tareas más complicadas a las que se enfrenta un jefe.

Una personalidad humilde no es sinónimo tampoco de debilidad sino de facilidad para escuchar al otro. Tener una idea, defenderla pero ser capaz de aceptar las críticas de un compañero.

Lo más difícil en esta vida, tanto a nivel personal como laboral es saber decir no, y aceptar una crítica. **Sin que ninguna de estas dos acciones nos impida seguir pensando o actuando como deseamos. **

La humildad también tiene sus frutos

Practicar la humildad tiene sus frutos. Por ejemplo, el de crear un buen clima de trabajo, dejando a un lado la falsedad y con ello la mejora de las relaciones en todos los niveles de la organización.

La humildad deja a un lado la envidia y es capaz de lograr que felicitemos a nuestros colegas cuando tengan algún logro. Ayudar con lo necesario en lugar de intentar ser un héroe que "salva el día" generará sinergias con los demás que tarde o temprano se convertirá en una ayuda recíproca.

“El orgullo se preocupa por quién lleva la razón. La humildad se preocupa por lo que es correcto”, (Ezra Taft Benton).

La humildad nos permite ver el cuadro completo, que no somos nosotros, sino que estamos en él. Fomenta la apertura de mente y un deseo de mejorar.

En Pymes y Autónomos|Las pequeñas victorias (y premios) que también son imprescindibles en la empresa

Imagen|RondellMelling

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio