Compartir
Publicidad

La gestión empresarial: instrumentos de gestión a corto plazo

La gestión empresarial: instrumentos de gestión a corto plazo
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En muchas ocasiones hemos hablado de la importancia de la gestión empresarial. De la necesidad de que los empresarios asuman la labor de control y gestión como una actividad necesaria para garantizar la pervivencia del negocio. Pero, hasta ahora, no hemos hablado de cómo o de que herramientas se`pueden utilizar para ello. El primer paso para llevar a cabo una gestión eficiente del negocio es trazar los objetivos, la planificación y los sistemas de control.

La principal información de entrada para llevar a cabo un buen control empresarial son los datos de la actividad de ejercicios anteriores, esta información debe estar perfectamente actualizada para que realmente sea efectiva. A partir de ahí podemos construir una serie de procedimientos que nos van a ayudar a ese control. En este post y el siguiente pretendo hablar de una serie de herramientas muy básicas para ayudar a esa labor de gestión.

La primera de las herramientas es el balance de situación. Al inicio de cada ejercicio, la dirección de la empresas debe confeccionar un balance en función de las previsiones de la actividad. Esas proyecciones deberán de ser comprobadas regularmente para controlar las desviacione, que nos indicarán la necesidad o conveniencia de adoptar medidas que vayan corrigiendo dichas desviciones. Además del balance, debemos confeccionar una cuenta de resultados previsional, también al inicio de cada ejercicio.

Una de las pautas más útiles para la gestión es la elaboración de presupuestos. Los presupuestos facilitan la asignación de recursos y responsabilidades y simplifica el control del cumplimiento de la planificación. La dirección de la empresa ha de trazar un plan de acción y su consiguiente asignación presupuestaria, el seguimiento y control de esos presupuestos pondrá de manifiesto si las actividades que se desarrollan se ajustan a los planes previstos y, si se producen desviaciones, es mucho más sencillo detectar de dónde provienen y el impacto que pueden tener para la organización.

Es muy útil utilizar herramientas que nos aporten estudios estadísticos que comparen la contabilidad real, conforme se va realizando la actividad, y la estimada. Esto puede hacer más intuitiva la interpretación de los datos.

Por último, también puede ser muy útil la elaboración de informes coyunturales y el análisis de tendencias. La actividad de toda empresa no puede analizarse, unicamente, como un ente aislado. Algunas de las causas que provocan las desviaciones no son estructurales de la propia empresa sino que pueden proceder de la coyuntura externa. El sector en el que se encuadra la actividad, los problemas económicos del pais, etc. Por eso es importante analizar los datos de todo lo que envuelve a la propia empresa, así como estudiar cuál puede ser la tendencia a observar en el corto-medio plazo respecto de estos datos.

En Pymes u Autónomos | El control de la gestión empresarial, la asignatura pendiente Imagen | edans

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio