Compartir
Publicidad

Empleados que quieren forzar el despido

Empleados que quieren forzar el despido
8 Comentarios
Publicidad


Nos llega una consulta de un lector sobre un caso más frecuente del que nos queremos imaginar. Este lector tiene un comercio dedicado a la distribución y cuenta con un empleado que quiere forzar su despido improcedente. Este hombre cuenta con una antigüedad de cinco años mediante contrato indefinido, por lo que hablamos de una cuantía importante.

La empresa no está dispuesta a sufragar esta indemnización puesto que ella no es la causa origen de este despido. La actitud del trabajador para forzar el despido es una falta total de motivación, errores leves en el desempeño de su trabajo como descuido en el almacén, impuntualidad, rquiere supervisión continua del trabajo y la mejor opción para todos es la salida de la empresa de estre hombre ¿Qué soluciones tiene la empresa?

La mejor solución que se puede llevar a cabo en estos casos es aplicar estrictamente el convenio colectivo y el reglamento sancionador que le sea aplicable si no está contemplado dentro del propio convenio colectivo al que esté sujeta la empresa. En todos los reglamentos, existen una serie de faltas laborales tipificadas como leves, graves y muy graves.

Cada convenio tiene tipificadas unas actitudes u otras como faltas, pero por ejemplo, la impuntualidad reiterada suele ser una falta grave y mediante acumulación de faltas graves o muy graves, se puede realizar un despido procedente. En estos casos, es vital tener testigos de todos los hechos y comunicaciones por escrito al trabajador de todas las faltas en las que haya incurrido junto con la calificación de la misma y la sanción que se le aplica en cada caso.

Por mi experiencia, en estos casos, la mayoría de los trabajadores optan por solicitar el despido calificado como improcedente para cobrar el desempleo pero sin cobrar la indemnización. Estas situaciones son un pulso continuo entre empresa y trabajador y os aseguro que los convenios colectivos a rajatabla, meten una presión psicológica importante para el propio trabajador.

La salida no es fácil desde luego, dado que el trabajador puede optar por la baja por enfermedad, situación que es muy recomendable que esta contingencia esté cubierta también por nuestra propia mutua de accidentes.

En Pymes y Autónomos | La crisis como excusa para forzar despidos
Imagen | Daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio