Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo decirle a tu jefe que se equivoca y no morir, laboralmente, en el intento

Cómo decirle a tu jefe que se equivoca y no morir, laboralmente, en el intento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Tomar decisiones en las empresas no es fácil.Y no siempre se acierta. Es en este momento donde muchas veces a los empleados les gustaría levantar la mano y manifestar su opinión. Pero claro, muchas veces no es fácil decirle a tu jefe que se equivoca y no morir, laboralmente, en el intento.

Muchas veces estas decisiones se plantean en reuniones, donde los empleados tienen miedo a manifestar su opinión, ya que si muestras disconformidad pueden ser tachados de problemáticos o poco comprometidos con la empresa. O simplemente tienen miedo de decir lo que piensan.

En algunos casos con motivos, ya que si llevan un tiempo en la empresa pueden tener claro cómo funciona, si se han tomado alguna represalia contra otros compañeros que hayan manifestado desacuerdos con las medidas o líneas de acción marcadas por la empresa. Quizás no sea el mejor momento para discrepar, ya que a menos que nos hayan pasado un orden del día, no sabemos que asuntos se van a tratar.

Si vamos a decirle a nuestro jefe que se equivoca tenemos que aportar algo más que nuestra opinión. Es fundamental que todo esto esté fundamentado en datos objetivos y hechos. A menos que tengamos toda la información muy clara mejor abstenerse de entrar en un debate que seguramente será estéril y no conducirá a nada.

Siempre tenemos que evitar entrar en disputas personales, hablar con un tono de voz adecuado, sin que el acaloramiento del intercambio de opiniones nos haga subirlo. No queremos acabar la charla recogiendo nuestras cosas en un caja para irnos al día siguiente al INEM.

Por último tenemos que estar dispuestos a asumir que el jefe tiene derecho a equivocarse. El tiene la última palabra. Si a pesar de todos los datos que hemos aportado sigue manteniendo su propósito de seguir adelante con su decisión, siempre tendrá la última palabra. Si finalmente se confirma que era una decisión equivocada, tampoco hay que hacer mofa, simplemente tratar de enmendar lo antes posible y retornar a la dirección correcta.

En Pymes y Autónomos | Cómo plantearte un cambio de trabajo

Imagen | HelpSickChildren

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos