Compartir
Publicidad

¿Sale rentable contratar a falsos autónomos? Estas son las sanciones que pueden tener

¿Sale rentable contratar a falsos autónomos? Estas son las sanciones que pueden tener
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los falsos autónomos se han convertido en un problema para la Seguridad Social. Suponen una merma de ingresos considerable para el sistema ya que los trabajadores en lugar de cotizar por el salario que les correspondería si estuvieran contratado por la empresa acaban haciéndolo en la mayoría de los casos por la base mínima. Eso si no tienen además acceso a la tarifa plana. Pero que ocurre con las empresas, ¿sale rentable contratar a falsos autónomos? ¿Qué sanciones les pueden imponer?

La realidad es que tener falsos autónomos en la empresa, trabajadores que están dados de alta en el RETA cuando deberían estar en el Régimen General supone un incumplimiento de la ley y se está cometiendo un fraude. Las multas oscilan entre los 3.126 y los 10.000 euros. A esto hay que sumarle que la Seguridad Social puede reclamar a las empresas las cuotas correspondientes a estos trabajadores de los últimos cuatro años, incluyendo el recargo correspondiente.

La verdad es que sale muy barato. Hay que tener en cuenta que el grueso del coste al que hacer frente son las cotizaciones que previamente ya se ha ahorrado la empresa. Si pensamos en un trabajador cuyo coste son 2.000 euros para la empresa, de lo que debe pagar a la Seguridad Social, unos 700 euros corresponderían a coste de Seguridad Social, desempleo o formación que al ser el trabajador autónomo la empresa se podría ahorrar.

Esto por cada trabajador, pero es que además no va a hacer frente al coste de vacaciones, de bajas laborales, etc. Si el empleado no puede trabajar no cobra. Por mucho que le impongan una sanción de entre 3.000 y 10.000 euros sale muy rentable convertir empleados que deberían estar en el Régimen General en falsos autónomos. Porque realmente las probabilidades de inspección son muy bajas.

Según los datos de la propia Inspección, en los primeros nueve meses de 2017 se llevaron a cabo 887 inspecciones relacionadas con los falsos autónomos. En 2016 fueron 2.720 y en 2015 3.376. Si tenemos en cuenta que se calcula que puede haber en el RETA más de 200.000 que se encuentran en esta situación el fraude es mayúsculo. Más de 560 millones de euros anuales como mínimo.

Si tenemos en cuenta el dinero que se ahorra la empresa contratando bajo este sistema a los trabajadores, la multa realmente no es significativa. Una cuestión diferente es si construyen su modelo de negocio sobre este tipo de relaciones laborales, donde una inspección, multa y exigencia de pago de cotizaciones puede ocasionar graves problemas financieros a las mismas.

En Pymes y Autónomos | No, no todos los autónomos TRADE son falsos autónomos

Imagen | markusspiske

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio