Compartir
Publicidad
Publicidad

No, el salario más habitual en España no paga casi el 40% en impuestos y cotizaciones, pero se acerca mucho

No, el salario más habitual en España no paga casi el 40% en impuestos y cotizaciones, pero se acerca mucho
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la pasada edición de La Sexta Noche, programa de actualidad político semanal, Daniel Lacalle e Ignacio Escolar se enzarzaron en una discusión dialéctica sobre cuál es el porcentaje de impuestos y cotizaciones sociales que paga el salario más habitual en España. Para Lacalle, este porcentaje ascendía al 39,5%, mientras que Ignacio Escolar, por su parte, intentó explicar que ese cálculo era incorrecto, pues no tenía en cuenta todos los costes sociales.

Pero, ¿cuál de los dos tenía razón? Vamos a intentar hacer los cálculos, tomando como referencia la Encuesta de Estructura Salarial del INE, que establece este sueldo en unos 16.500 euros brutos al año.

IRPF

Utilizando la aplicación de retenciones que ofrece la Agencia Tributaria, y para un contribuyente que no tenga derecho a ninguna deducción específica, vemos que el tipo de retención que se le aplica es del 10,92%. En total anual, tendrá que abonar a la Agencia Tributaria 1.801,80 euros.

Seguridad Social

En cuanto a la Seguridad Social, lo primero que tendremos que calcular es su base de cotización. Esta se calcula teniendo en cuenta todas las retribuciones del trabajador y prorrateando las pagas extras. Por tanto, su base de cotización es de 1.375 euros al año.

A esta base, habrá que aplicar los tipos correspondientes del Régimen General de la Seguridad Social a cada una de las coberturas a que tiene derecho a cargo del trabajador, que son:

Cobertura

Tipo Seguridad Social

Cuantía

Contingencias Comunes

4,70%

64,62 euros

Formación

0,10%

1,37 euros

Desempleo

1,55%

21,31 euros

Total

6,35%

87,3 euros

Por tanto, un trabajador con el sueldo más habitual tendrá que satisfacer 87,3 euros mensuales (1.047,75 euros anuales) a la Seguridad Social, el 6,35% de su base salario bruto anual.

Entre los dos conceptos (IRPF y Seguridad Social), el trabajador habrá abonado el 17,27% de su salario al sector público. Dicho de otro modo, 22 puntos porcentuales menos de lo que afirmaba Daniel Lacalle.

Entonces, ¿qué explica esta disparidad de criterios?

Las cifras parecen demasiado grandes como para que alguien que se defina como un economista serio se haya equivocado. Entonces, ¿cuál es el motivo de la disparidad? Pues no es otro que la Seguridad Social a cargo del empresario, que arroja las siguientes cifras:

Cobertura

Tipo

Aportación empresarial

Contingencias Comunes

23,60%

324,5 euros

AT y EP

1,35%

18,56 euros

Desempleo

5,50%

75,62 euros

Formación Profesional

0,60%

8,25 euros

Fondo Garantía Salarial

0,20%

2,75 euros

Total

31,25%

429,68 euros

En este caso, la empresa habrá pagado en nombre del empleado un 31,25% de su salario en cotizaciones sociales (5.156,16 euros). En total, por tanto, la empresa habrá abonado en nombre de su trabajador con el salario más frecuente en España 8.005,71 euros entre IRPF y cotizaciones sociales a cargo del trabajador y de la empresa. Si tenemos en cuenta que el coste laboral del trabajador es de 21.656,16 euros (resultado de sumarle al salario bruto del trabajador las cotizaciones sociales a cargo de la empresa), esto da como resultado un porcentaje de presión fiscal del 37%, más en línea con lo que comentaba Daniel Lacalle que de lo que decía Ignacio Escolar.

Es un simple ejemplo, pero ilustra perfectamente la pobre compresión que tienen muchas personas en relación a los impuestos y, sobre todo, en relación a las cotizaciones sociales que pagamos, incluso aquellas personas con las rentas más bajas.

En Pymes y Autónomos | La Seguridad Social deja de ingresar 560 millones al año por la existencia de falsos autónomos

Imagen | niekverlaan

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio