Publicidad

Los hosteleros reclaman bajadas de IVA, ¿qué tipo se aplica en España y el resto de Europa?

Los hosteleros reclaman bajadas de IVA, ¿qué tipo se aplica en España y el resto de Europa?
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Una de las fórmulas que están demandando sectores muy perjudicados por la crisis de la COVID-19 es el de hostelería y turismo. Y reclaman más ayudas, no solo en forma de créditos ICO para tener más liquidez o con ERTES, sino en forma de una bajada de impuestos, en concreto del IVA aplicado. Pero ¿qué tipo de IVA se aplica en hostelería y turismo en España y qué ocurre en el resto de Europa?

Porque el modelo en este caso es Alemania que ha bajado el IVA a la hostelería del 19% actual al 7%. El problema es que este sector en España ya paga un IVA reducido del 10%. Es cualquier producto que se sirva en un bar, desde un Gin Tonic hasta un bocadillo tiene un IVA del 10%. No ocurre lo mismo con los alojamientos hoteleros, que pagan el 21% o el resto de comercios y establecimientos que tienen en el turismo a su base de clientes, desde joyerías hasta tiendas se suvenirs.

El sector reclama una bajada del IVA al 5%, que lógicamente no se repercutirá en el precio a los clientes, sino que sería aplicable como un mayor margen para las empresas. Lo cierto es que este sector tiene un peso muy importante en el PIB de la economía española, por encima del 6,2%. Por eso el Gobierno de turno siempre ha sido reacio a subir el tipo de IVA y llevarlo al tipo general como reclaman desde Europa desde hace años.

¿Se puede dar una rebaja de este tipo? Lo cierto es que sería muy complicado. ¿Por qué a una bar si se le aplica y a una tienda de suvenirs que también depende del turismo no? La parte positiva de la medida sería que animaría a aquellos que todavía están cerrados a volver a abrir, además de sacar a sus empleados del ERTE, aliviando en cierta manera las finanzas del Estado.

Otros países como Italia o Grecia han apostado por fomentar el turismo nacional, en algunos casos incentivando a la población local para que puedan viajar dentro del país. Esto tendría más sentido, sobre todo en algunos destinos que tienen una fuerte dependencia del turismo extranjero.

Y esta medida puede tener un efecto bumerán, ya que una vez recuperada la situación económica se volvería a subir el IVA y puede que esta vez si se haga caso a Bruselas y se iguale al tipo general. Nunca se ha querido imponer una medida de este tipo por la repercusión que tendría en el empleo del sector, pero con unas arcas del estado exhaustas nunca se sabe.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios