Compartir
Publicidad

El IVA de caja, un fracaso hasta para el propio Montoro

El IVA de caja, un fracaso hasta para el propio Montoro
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es nada nuevo decir que el IVA de caja está siendo un auténtico fracaso. No en vano, tan solo 21.569 pymes y autónomos (menos del 1% del total) se ha acogido al nuevo régimen del IVA de caja que entró en vigor este año.

El IVA de caja había sido una de las principales demandas de las pymes, en especial aquellas que actúan como proveedores con las Administraciones Públicas. De hecho, el Gobierno vendió a bombo y platillo que su aplicación práctica supondría el fin de estos problemas. Sin embargo, el fracaso de este modelo es palpable; una evidencia que el propio ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha reconocido.

Por este motivo, Montoro ha anunciado el estudio de mejoras en el modelo del IVA de caja sin especificar en qué consistirán. Desde luego, hay un largo camino por recorrer, puesto que las causas de esta fracaso son muchas y muy variadas.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que aquellas empresas que facturen por encima de dos millones de euros no pueden acogerse a este régimen. Además, existe constancia de presiones por parte de grandes empresas a sus proveedores, ya que contratar servicios con empresas acogidas a este régimen resulta perjudicial para sus cuentas financieras.

Esto es debido a que el ingreso del IVA en el momento del cobro la factura en lugar del momento de su devengo tiene como contrapartida que las empresas cliente no podrán deducirse el IVA de gastos hasta que éstos no se pagan, lo que obliga a llevar un registro detallado de los cobros y pagos que se produzcan durante el período. Esto puede explicar que muchas grandes empresas no quieran contratar servicios con pymes que se hayan acogido al régimen del IVA de caja.

Por otro lado, el IVA de caja supone un coste añadido de gestión que obligaba a muchas empresas a actualizar su software empresarial ya que, en muchos casos, las empresas tenían automatizado este proceso. Todo ello, junto con el recelo que siempre provocan los cambios, puede explicar que menos del 1% de las pymes y autónomos se hayan acogido a este modelo, evidenciando un nuevo fracaso en materia fiscal del Gobierno.

En Pymes y Autónomos | IVA de caja

Imagen | ppcv

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio