Compartir
Publicidad
Publicidad

Más inversión y menos financiación

Más inversión y menos financiación
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado, en muchas ocasiones, de los problemas de financiación de las pymes, en último caso con, el fracaso de la línea ICO Directo. Las empresas necesitan liquidez, los nuevos proyectos necesitan capital para echar a andar y las entidades financieras, en algunos casos, no pueden, en otros, no quieren y, a lo mejor en la mayoría, no deben prestarlo.

También hemos hablado de la posibilidad de explorar otras vías de capitalización, como el capital riesgo o los Business Angels. La inversión privada no ha sido un recurso muy habitual en la capitalización empresarial, más allá, de los famosos Family, Friends and Fools (familia, amigos y locos), pero dadas las circunstancias actuales, debe ser la vía a recurrir para los que no puedan conseguirla en las entidades financieras. Las empresas y los emprendedores deben buscar más inversión y menos financiación.

El tejido empresarial español está eminentemente bancarizado, en parte porque no hay una tradición de inversión privada en empresas y, además, porque, hasta ahora, era mucho más fácil ir a una entidad financiera y presentar un nuevo proyecto o un balance de una empresa ya existente para obtener el dinero que necesitábamos.

Ahora todo eso ha cambiado y el crédito no es accesible para la mayoría, por lo que hay que cambiar el chip y buscar otras alternativas. Eso sí, conseguir un inversor no es lo mismo que lograr que un banco te preste dinero, ni tiene las mismas implicaciones.

El banco no invierte en sus clientes, estudia la conveniencia de entregar un dinero en base a la capacidad de devolución del mismo o, en último caso, de las garantías que pueda ejecutar si el cliente no paga. El inversor lo que hace es apostar por el negocio, ya no sólo porque asumen el riesgo de no obtener retorno por su apuesta sino por sacar una rentabilidad mayor a su inversión.

Por ese motivo el inversor profesional suele utilizar criterios distintos a los de las entidades de crédito a la hora de escoger las empresas en las que van a apostar. Los inversores suelen ser profesionales que hacen negocios con profesionales y, en la mayoría de los casos, los números no son lo más importante, apuestan por gente que tenga seguridad y dominio del negocio y de tenga detrás un buen equipo que sea capaz de planificar y gestionar la actividad empresarial.

Por ello, también, se suelen involucrar, en mayor o menor medida, en la gestión del negocio pueden aportar clientes, contactos, conocimientos, experiencia, etc. Todo eso puede ser un valor añadido para la empresa , pero también supone, para los fundadores de la misma, la perdida, en mayor o menor medida, del control del negocio.

En Pymes y Autónomos | Convenio de ENISA para financiar pymes a través de los Business Angels
Imagen | Daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio