Ventajas de externalizar la selección de personal en la empresa

Ventajas de externalizar la selección de personal en la empresa
Sin comentarios

No es raro encontrar empresas a las que les cuesta cubrir sus puestos vacantes. A esto se le suma que en muchos casos una vez cubierta y pasado un corto periodo de adaptación el candidato renuncia y se marcha. Y vuelta a empezar. Quizás la selección no es la correcta, quizás no estamos buscando en el lugar adecuado, puede que la oferta no sea competitiva. Hay muchas variables que controlar, por eso vamos a ver las ventajas de externalizar la selección de personal en la empresa.

Se trata de buscar especialistas que puedan encontrar el candidato adecuado para el puesto y para nuestra organización. Expertos que tienen más capacidad a la hora de valorar a los candidatos y que se encargarán de la parte más compleja del proceso, aquella que nos roba más tiempo, presentando a la empresa una terna de candidatos final para que sea ella la que decida entre los que son óptimos.

La primera ventaja de este proceso es el ahorro de tiempo. No tenemos que dedicar gran parte de nuestra jornada laboral a realizar entrevistas a candidatos, que suelen ser al menos dos. Tampoco revisar currículum, pedir referencias a otras empresas o diseñar las pruebas  para que los candidatos demuestren sus habilidades. Si no consolidamos al personal, la rueda de la selección está casi siempre en marcha, a poco que el tamaño de la plantilla sea amplio.

La segunda gran ventaja de externalizar está en el grado de fidelidad del nuevo empleado que se consigue. Por lo general las empresas dedicadas a la selección de personal nos garantizan que los candidatos seleccionados por ellos de media se mantienen dos, tres o cuatro años en la organización que los contrata. Todo depende del sector y del puesto que tenemos que cubrir, ya que las estadísticas pueden cambiar en función de si buscamos un cocinero para un local de temporada que un abogado.

La tercera es un menor estrés en el resto de la plantilla. No es agradable ver cómo constantemente están desfilando nuevos compañeros, más que nada porque en muchos casos se necesita un periodo de adaptación, de tutoriazación para que se adapten tanto a su puesto como para que conozcan la empresa y se metan de lleno en la cultura corporativa.

El problema es que lógicamente estos servicios especializados tienen un coste que muchas no están dispuestas a asumir. Pero no se trata de un gasto, es una inversión que hará que el proceso de selección, adaptación, la productividad y el tiempo que permanece este empleado en la empresa haga muy rentable lo invertido para reclutarlo.

Temas
Inicio