Compartir
Publicidad
Publicidad

Vender vendiéndonos

Vender vendiéndonos
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo prometido es deuda, así que tal y como le he prometido al amable comentarista (de mi artículo anterior en esta tribuna) muri, el cual me he propuesto hablar de la imagen que ha de mostrar ante los clientes un representante comercial, en este artículo voy a exponer la que para mi es la mejor forma de presentarse a los clientes en una visita comercial.

Para empezar hemos de tener presente que vendamos un producto o servicio, vendamos un producto de alta gama o de bajas prestaciones, en definitiva vendamos lo que sea, lo primero que ve un cliente y que vendemos es nosotros mismos, nosotros somos la primera carta de presentación al cliente de los productos o servicios que le ofreceremos posteriormente.

Y ser la puerta de entrada, ser la carta de presentación, nos obliga a presentarnos siempre con nuestra mejor imagen, y no nos engañemos nos obliga a dar una imagen sería y de poder. Pero cuidado, no caigamos en el error de pensar que un simple traje nos dará imagen de poder, al contrario, por ejemplo cuando veo que un chaval que se dedica a vender por las calles lleva un traje como si fuese el gran ejecutivo, lo que da es pena, se le ve un simple y barato vendedor de puerta fría. Para transmitir una autentica imagen de poder, hay que creerse con poder, saberse construir el poder y dar mucha importancia a los detalles, a los complementos, a nosotros mismos.

Algunos dirán que las costumbres se han relajado, y que hoy se puede vender en pantalones vaqueros, por supuesto que el mundo ha cambiado, y por supuesto que según el producto o servicio que ofrezcamos podremos relajar o incluso será apropiada una vestimenta más casual, pero por norma general una apuesta segura seguirá siendo la tradicional, eso no significa que no podremos utilizar otros estilos, significa que esa apuesta no nos fallará nunca.

Pero lo que seguro que no nos fallará nunca (y retomando la importancia de ser nosotros mismos nuestra mejor imagen, y no solo un traje), es cuidar cada detalle, el traje (que a poder ser deberá ser de calidad y bien conjuntado) nos vestirá, nuestras actitudes, movimientos, palabras, y como nos mantengamos aseados y cuidados nos completarán. Es decir si somos elegantes, corteses, sabemos estar, actuar con estilo y demás, podremos dar una imagen coherente con nuestro vestuario, de lo contrario puede parecer o ser un “quiero y no puedo”.

Y para ser auténticos hemos de ser porque podemos ser, hemos de querer y poder querer, nos podemos maquillar pero no construir si detrás estamos vacíos, resumiéndolo, un obrero con traje siempre seguirá siendo un obrero, una persona de clase alta vestida de obrero seguirá siendo una persona de clase alta, por ello será ideal ser (es decir crearnos) y dar siempre la mejor imagen posible.

Por ultimo unos consejos prácticos que resumiré en una sola frase “siempre lo mejor posible”, ¿el vehiculo a mostrar?, el más caro posible y que muestre nuestro perfil (es decir un joven ejecutivo de personalidad moderna puede que deba mostrar marcas más deportivas, y los más clásicos marcas de lujo o asociadas al poder más tradicional). ¿Vestuario?, el mejor traje, camisa, corbata posible, y de marcas asociadas a prestigio. ¿Perfumes?, asociados a imagen varonil, moderna y de poder.

Mención aparte merecen los complementos, pues son muy importantes, ya que son los que distinguen y marcan el gusto, las diferencias. Un traje se lo pone todo el mundo saber llevar los complementos adecuados no. Y en ellos es donde se distingue muy especialmente a los que saben y los que solo quieren aparentar. El que realmente sabe “de que va el juego” conoce complementos determinados, marcas acordes, y demás que el que simplemente se compra un traje para aparentar ni llega a soñar.

Complementos especialmente sensibles son el reloj, ideal tipo clásico o moderno pero sin perder elegancia (nada de deportivos), el bolígrafo de alto nivel, gafas que nos distingan, billetero y monedero, mechero de categoría (ideal llevarlo aunque no fumemos para poder dar fuego), y así en general (no olvidemos el teléfono que llevemos (y la música que suena en el), ni tampoco cinturón o zapatos acordes a todo el conjunto).

¿Marcas?, no debo entrar aquí en comentar ninguna en concreto y menos de tantos ámbitos a la vez, pero todas aquellas que nos distingan, muestren poder y sean acordes a nuestra personalidad serán bien recibidas. Pero no lo olvidemos, la imagen lo es todo, pero para ser creíble nosotros hemos de ser lo máximo posible esa imagen. Es decir no solo hemos de llevar cosas, también hemos de saberlas llevar.

En Pymes y autónomos | De colores y conjuntos para nuestra vida profesional
Imagen | gep

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio