Compartir
Publicidad

Dejar a fiar no es de buenos clientes

Dejar a fiar no es de buenos clientes
0 Comentarios
Publicidad

Ahora que la morosidad trae por la calle de la amargura a muchos negocios, no está de más que nos replanteemos algunas cuestiones relativas al tratamiento de nuestros clientes morosos. Hasta hace unos años la acción de fiar era muy habitual en muchos comercios, pero como había ventas, esta ‘lista negra’ se camuflaba, pero hoy es todo lo contrario.

Claro está que esta situación no es del agrado de ningún empresario, y que además es incómoda de gestionar, porque muchos empresarios de debatían entre la opción de vender fiando, con la confianza de recuperar sus cuentas de clientes, o no facilitar esta opción y quedarse sin vender.

Por mucho que nos pese no nos podemos permitir el lujo de prolongar esta situación durante demasiado tiempo, porque es posible que lleguemos a arrastrar a nuestro negocio, y con él, nuestro dinero, trabajo e ilusiones.

En conclusión, debemos rechazar este tipo de prácticas, teniendo siempre presente que por lo general, por mucho que nos pese en el plano personal, un cliente que quiere que le fiemos su cuenta suele ser un cliente que no es interesante para nuestro negocio.

En Pymes y Autónomos | Las ofertas combinadas, la estrategia con la que todos los comercios ganan
Imagen | epsos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio